ONU pide a países miembro sumarse a lucha contra yihadistas

En la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU se pide redoblar esfuerzos para detener el flujo de extranjeros que buscan sumarse al grupo terrorista y evitar su financiación.
 El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas respaldó hoy un acuerdo que limita el programa nuclear de Irán a cambio de un alivio de las sanciones impuestas sobre el país, pero podría volver a aplicarlas durante la próxima década si Teherán viola el histórico convenio.
El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó por unanimidad una resolución redactada por Francia tras los ataques terroristas. | Archivo (Reuters)

Nueva York

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas le pidió a todos los países que estén disponibles que se sumen a la lucha contra los militantes de Estado Islámico en Siria e Irak, así como que redoblen sus esfuerzos para prevenir nuevos ataques del grupo yihadista.

El cuerpo de 15 miembros adoptó por unanimidad una resolución redactada por Francia tras los ataques terroristas de la semana pasada en París que dejaron 130 muertos y fueron reivindicados por el EI.

La resolución "pide a los Estados que sean capaces de tomar todas las medidas necesarias, de conformidad con las leyes internacionales, y en particular con la Carta de la ONU (...) sobre el territorio controlado por el EI en Siria e Irak".

Los países son llamados a "redoblar esfuerzos y a coordinar sus iniciativas con el fin de prevenir y de frenar los actos terroristas cometidos específicamente" por el EI, así como por otros grupos extremistas asociados a Al Qaeda.

"Estado Islámico constituye una amenaza global y sin precedentes contra la paz y la seguridad", sostuvo la resolución, que pide "a los estados miembro que tienen la capacidad de hacerlo que tomen todas las medidas necesarias (...) en el territorio controlado por EI en Siria e Irak", consideró el Consejo de Seguridad del organismo.

También instó a los estados a intensificar los esfuerzos para detener el flujo de extranjeros que buscan sumarse a la lucha de EI en Siria e Irak, junto a impedir la financiación del grupo terrorista.

La resolución no otorga una autorización legal expresa para actuar militarmente contra el EI y no invoca el artículo 7 de la carta de la ONU, que prevé el empleo de la fuerza.

Sin embargo, constituye un apoyo político a la campaña contra los yihadistas en Siria y en Irak, que fue intensificada tras los atentados de París, reivindicados por el EI.

Los ataques franceses aéreos en Siria tienen base legal en el derecho de un estado a defenderse de un ataque, reconocido por el artículo 51 de la carta de la ONU.

EI ha aprovechado el caos generado por casi cinco años de guerra civil en Siria para capturar territorios en ese país e Irak. Una coalición liderada por Estados Unidos ha estado bombardeando a los rebeldes por más de un año, y Rusia se unió a los ataques en septiembre.

El grupo recientemente se adjudicó la responsabilidad por el derribo de un avión de pasajeros rusos en Egipto, un hecho que dejó 224 muertos, así como ataques en Líbano, Turquía y Túnez.