ONU acusa a yihadistas de EIIL de "ejecuciones en masa" en Siria

La Comisión de investigación de Naciones Unidas sobre las violaciones de Derechos Humanos en Siria acusó al grupo armado islamista Estado Islámico de Irak y el Levante de "ejecuciones en masa de ...
El presidente de la Comisión de Investigación sobre Siria, el brasileño Sergio Paulo Pinheiro
El presidente de la Comisión de Investigación sobre Siria, el brasileño Sergio Paulo Pinheiro (AFP)

Ginebra, Alepo

El grupo armado yihadista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) ha llevado a cabo "ejecuciones en masa" en territorio sirio, informó hoy la Comisión de investigación de la ONU sobre las violaciones de Derechos Humanos en Siria. El grupo armado "llevó a cabo ejecuciones en masa de detenidos, perpetrando de ese modo crímenes de guerra", indicó la comisión en la última actualización de su informe. "El número de muertos, así como las denuncias sobre fosas comunes vinculadas con estas ejecuciones se siguen investigando", afirmó.

EIIL tomó el control de Jarabulus, provincia de Alepo, en febrero pasado. Desde entonces, varios grupos rebeldes lanzaron una ofensiva contra EIIL, acusando al grupo fundamentalista de hacerle el juego al presidente sirio Bashar al Asad. En gobernaciones del norte y noreste de Siria, los combatientes de EIIL "están imponiendo sus ideologías radicales a la población civil", declaró hoy el brasileño Paulo Sergio Pinheiro, quien encabeza la comisión, al Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Esta comisión de investigación, creada por la ONU en septiembre de 2011, registra los crímenes de guerra y en algunos casos crímenes contra la humanidad cometidos en la guerra civil en Siria. Como el gobierno sirio no le ha autorizado a viajar al país, se basa en testimonios, en imágenes por satélite, documentos visuales e informaciones recabadas por varias organizaciones.

Asimismo, el diario Ajbar al Yawm afirma que el más destacado yihadista marroquí de los que combaten en Siria, llamado Abdelaziz Mahdali, ha muerto en lo que parece ser un ajuste de cuentas entre combatientes extranjeros en el país árabe. Mahdali, de 25 años y originario de Castillejos (Fnideq en árabe), al sur de Ceuta, habría muerto a manos del Frente al Nusra, uno de los grupos más radicales, después de abandonar sus filas y pasarse al Ejército Islámico de Irak y Levante (EIIL).

Según la versión del diario, Mahdali, presentado como uno de los principales autores de la toma del Aeropuerto de Meneg, atentó contra sus antiguos camaradas de Al Nusra, lo que le costó la venganza de estos últimos. Antes de partir a Siria, el yihadista marroquí se había distinguido en la defensa de los presos salafistas en Marruecos, participando activamente en todas las protestas que organizaba el llamado "Comité de defensa de los detenidos islamistas", que reivindica su liberación o la mejora de sus condiciones carcelarias.

El gobierno marroquí baraja la cifra de cerca de mil combatientes marroquíes que han partido a Siria para unirse a la "yihad", muchos de ellos procedentes de los medios salafistas o antiguos presos por terrorismo.

De otra parte, al menos 16 personas murieron hoy, entre ellas mujeres y menores, por bombardeos de la aviación militar en distintos barrios de Alepo, la mayor ciudad del norte de Siria, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Esta organización de oposición al régimen de Bashar el Asad, con base en Londres y una red de activistas sobre el terreno, aseguró que al menos catorce personas fallecieron, entre ellas una mujer y seis menores, en los distritos de Karam Bik y Sad al Luz por una serie de ataques aéreos.

Asimismo, señaló que al menos dos hombres perdieron la vida por el impacto de barriles de explosivos lanzados por helicópteros gubernamentales en los barrios de Sheij Hadr y Sad al Luz. También fue bombardeado el barrio de Al Firdús, sin que por el momento se hayan registrado víctimas. Entretanto, se registraron enfrentamientos entre los rebeldes y las fuerzas del régimen en las inmediaciones de la prisión central de Alepo y en el casco histórico de la ciudad. Esta urbe está dividida en zonas tomadas por los rebeldes y otras bajo control del régimen desde la ofensiva opositora en julio de 2012.

Más de 146 mil personas han muerto desde el inicio del conflicto en Siria hace tres años, según el último recuento del Observatorio.