La ONU ahora necesita mil mdd contra el ébola

David Nabarro, coordinador del organismo para  luchar contra esa enfermedad, dijo que la evaluación se debe a que el alcance de la epidemia se duplicó en 30 días.
Kent Brantly, médico que contrajo el padecimiento y se curó, explicó la situación al Senado de EU.
Kent Brantly, médico que contrajo el padecimiento y se curó, explicó la situación al Senado de EU. (Susan Walsh/AP)

Ginebra y Atlanta

La  ONU calcula que ahora requiere de mil millones de dólares para controlar la epidemia de ébola, 10 veces más de lo que había calculado hace un mes.

El coordinador de la ONU para la lucha contra el ébola, David Nabarro, explicó en rueda de prensa que esa evaluación se basa en que el alcance y gravedad de la epidemia se ha duplicado en 30 días. De hecho, los últimos datos indican que el número de casos se elevó a 4 mil 985, de los que 2 mil 461 han muerto.

El aspecto más preocupante para el funcionario es que 40 por ciento de los enfermos surgieron en los últimos 21 días de la epidemia que inició en marzo.

El plan de acción fue presentado hoy a los Estados miembros de dicha organización para solicitar contribuciones. Según los cálculos de Nabarro, con lo recabado hasta la fecha solo cuentan con 30 por ciento de los fondos necesarios.

Objetivos y resupuesto

Los mil millones solicitados, si se consiguen, se repartirán en los tres países más afectados (Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona) en acciones para lograr cinco objetivos marcados como prioritarios: detener los contagios, tratar a los infectados, asegurar los servicios esenciales, preservar la estabilidad de los países y prevenir nuevos brotes en otras naciones.

Para detener la epidemia es clave identificar a las personas contagiadas, acción que costará 189.5 millones de dólares, y gastar 23.8 millones en realizar funerales dignos pero seguros, pues éstos han sido un foco de contagio dado que la tradición local invita a abrazar a los muertos.

Según el plan, 331.2 millones son para tratar a los enfermos y otros 14 millones para cuidar al personal sanitario.

Asimismo, para mantener servicios esenciales son necesarios 107.7 millones para alimentos, 97.1 millones para servicios sanitarios no relacionados con el ébola, 2.5 millones a repartir como incentivos para los trabajadores de salud locales y 64.8 millones para recuperar la economía local.

Adicionalmente, el plan pretende invertir 42.6 millones para contar con material para afrontar la epidemia, 23.4 millones para transporte y combustible, 45.8 millones para movilización social y 3.2 millones para campañas de comunicación. La ONU también contempla un fondo de 11.9 millones para dar apoyo “regional”.

Finalmente, para evitar que el virus se transmita a otros países se necesitan 30.5 millones de dólares, lo que eleva el total solicitado a 987.8 millones de dólares, según el documento.

Acciones de EU

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, amplió ayer su estrategia ante el brote de ébola al anunciar el envío de 3 mil militares para dar apoyo logístico a las autoridades locales, y se comprometió a “movilizar al mundo” para frenar lo que considera una “amenaza global”.

En un intento de liderar la respuesta global contra el ébola, Obama anunció la creación de un Mando de Fuerzas Conjuntas establecido en Monrovia, capital de Liberia, que coordinará al contingente de militares repartidos en los países de África Occidental afectados por la epidemia.

“Al enfrentar este brote, el mundo nos está mirando a nosotros y esa es una responsabilidad que asumimos. Estamos preparados para ese liderazgo, para proporcionar las capacidades que solo nuestro país tiene y movilizar al mundo como solo EU puede”, dijo Obama en un discurso desde Atlanta.

El presidente estadunidense aseguró que el Pentágono es la agencia adecuada para apoyar la estrategia porque es “mejor” en la respuesta a catástrofes y epidemias “que ninguna otra organización sobre la Tierra”.

El mando dispuesto por Obama en Monrovia estará dirigido por el jefe de la división para África del Ejército estadunidense, el teniente general Darryl A. Williams, que ayer llegó a Liberia para coordinar el despliegue del resto de militares que se producirá a lo largo de las próximas dos semanas.

Ninguno de los 3 mil militares proporcionará cuidados médicos a pacientes de ébola, sino que se encargarán de tareas logísticas, de ingeniería y de coordinar el traslado de suministros, además de crear un centro para formar a unos 500 profesionales de la salud a la semana en la región, según la Casa Blanca.

Los militares crearán además un “puente aéreo” para llevar expertos en salud y suministros médicos a la región y pondrán en marcha 17 centros de tratamiento en Liberia, cada uno con capacidad de 100 camas, además de aportar equipos de emergencia básicos para 400 mil hogares.

“El mundo tiene la responsabilidad de actuar, de dar un paso adelante y hacer más”, indicó Obama, que también se reunió ayer en la Casa Blanca con uno de los cuatro estadunidenses que contrajeron el ébola, el médico Kent Brantly, que ya se ha curado y ayer explicó la situación a un comité del Senado.

“Si no hacemos algo para detener este brote ahora, puede convertirse rápidamente en un problema de seguridad nacional de EU, ya sea por una guerra regional que dé ventaja en África Occidental a grupos terroristas como Boko Haram o por la difusión de la enfermedad a Estados Unidos”, alertó Brantly.

Claves

Recursos Humanos

- La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó la semana pasada que se necesita entre 500 y 600 profesionales extranjeros en los países afectados por la epidemia.

- La organización sanitaria de la ONU también señaló que para detener la expansión de la enfermedad hay que construir al menos 10 centros de tratamiento especializado.

- Obama resaltó ayer que “más naciones tienen que contribuir con personal experimentado, suministros y fondos, y tienen que entregar rápido lo que prometan”.

- El presidente de EU pidió al Congreso a aprobar 88 millones de dólares, mientras el Pentágono busca reubicar 500 millones en fondos de contingencia.