ONU pone su mira en los camiones con petróleo yihadista

Un reporte de Naciones Unidas recomienda incautarse todos los camiones con combustible procedentes de la zona controlada por el Estado Islámico en Irak y Siria para cortar su financiación.
Un miliciano del Estado Islámico ondea una bandera del grupo yihadista en una calle de Raqa
Un miliciano del Estado Islámico ondea una bandera del grupo yihadista en una calle de Raqa (Reuters)

Nueva York

Un reporte de la ONU recomienda la incautación de todos los camiones de transporte de petróleo procedentes de la zona controlada por el grupo Estado Islámico en Irak y Siria, a fin de cortar las vías de financiación de los yihadistas.

El equipo de control de Al Qaida de la ONU también propone embargar aquellos vuelos que despeguen o aterricen desde territorios tomados por el grupo y sus aliados, y evitar el movimiento de recursos y posiblemente de armas.

El informe, obtenido por la AFP el lunes será debatido en una próxima reunión del Consejo de Seguridad, convocado para dar seguimiento a la resolución que tiene como fin impedir la financiación del grupo Estado Islámico y Al Qaeda vinculados al frente Al Nosra en Siria.

El Consejo, conformado por quince miembros, adoptó en agosto una resolución que prevé imponer sanciones a países que comercien petróleo con los yihadistas. Se estima que el grupo Estado Islámico ingresa entre 850 mil y 1.65 millones de dólares por la venta de crudo a través de empresas privadas que operan una flota de camiones por caminos de contrabando.

Expertos detectaron también un riesgo cada vez mayor de saqueo de artefactos históricos, especialmente de yacimientos arqueológicos, y propusieron la prohibición mundial del comercio de antigüedades procedentes de Irak y Siria. El grupo yihadista estaría cobrando tasas a los saqueadores, pero el informe no da detalles sobre a cuánto ascienden sus ganancias por esta actividad.