ONU llama a lograr acuerdo político sobre paz en Siria

Staffan de Mistura llamó a que el actual "impulso" de las actuales conversaciones de Viena, donde el sábado habrá una nueva reunión para impulsar un plan que incluiría un cese del fuego entre ...
El humo asciende de varios edificios después de un ataque con mortero desde posiciones rebeldes en la ciudad costera de Latakia
El humo asciende de varios edificios después de un ataque con mortero desde posiciones rebeldes en la ciudad costera de Latakia (AFP)

Nueva York, Kweires

El emisario de la ONU para la paz en Siria urgió hoy a las potencias mundiales a aprovechar el "impulso" de las actuales negociaciones y acordar un proceso político que ponga fin a cuatro años de guerra. "El impulso de Viena no debe ser malogrado", dijo Staffan de Mistura a los periodistas luego de informar al Consejo de Seguridad.

Representantes de unos 20 países y agencias internacionales se reunirán en Viena el sábado para impulsar un plan de paz para Siria que incluiría un cese del fuego entre el gobierno de Bashar al Asad y algunos grupos de oposición.

Estos encuentros deben "establecer objetivos realizables para el pueblo sirio. Uno de ellos debería ser la disminución de la violencia", afirmó el emisario. Esta es la segunda reunión sobre Siria en la capital austríaca desde fines de octubre.

La reunión de Viena debe definir la lista de grupos terroristas, había indicado el lunes el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif, confirmando la participación de representantes de Teherán junto con Moscú, principal apoyo al régimen de Damasco.

Rusia e Irán, que apoyan al presidente Bashar al Asad, no están de acuerdo con Estados Unidos y sus aliados europeos y árabes, sobre los grupos que deben ser calificados de terroristas y aquéllos que pueden considerarse como parte de la oposición siria. La reunión de Viena abordará también la cuestión de quiénes podrán participar del proceso político.

La ONU califica al grupo Estado Islámico, al Frente Al Nusra (asociado a Al Qaeda) y a otros grupos de "terroristas", y De Mistura sostiene que es tiempo de que los países involucrados encuentren un punto de acuerdo sobre el tema.

"Mi trabajo es asegurar que los grandes países como Rusia, Arabia Saudita e Irán se reúnan alrededor de una mesa y presenten un plan político", declaró el emisario.

Durante la reunión a puertas cerradas del Consejo de Seguridad, De Mistura hizo referencia a la perspectiva de "un resultado concreto" el sábado en Viena, informaron diplomáticos. La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Samantha Power, dijo en su cuenta de Twitter que las negociaciones de Viena deberían "conducir a un cese del fuego y abrir el camino a una solución política".

Rompen cerco de EI

En Siria, el ejército sirio rompió hoy el asedio impuesto desde hace más de dos años por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) al aeropuerto de Kweires, cerca de Alepo (norte), constató la AFP, una información confirmada por la televisión estatal.

Las tropas del régimen entraron en la tarde al aeropuerto y los soldados dispararon al aire como señal de celebración. Los militares lograron acceder al aeropuerto por el ala oeste pero combatientes del EI siguen presentes en otros sectores del aeropuerto, según el fotógrafo de la AFP. Este aeropuerto, al este de Alepo, estaba asediado por los yihadistas del EI desde la primavera de 2014 y antes de esta fecha por los rebeldes.

En Latakia, fuede del régimen sirio, al menos 22 personas murieron y 62 resultaron heridas hoy por la caída de dos obuses en el este de la ciudad, indicó la televisión oficial. Se trata de uno de los bombardeos con más víctimas en esta ciudad que, desde que empezó la guerra en Siria en 2011, había estado relativamente alejada del conflicto.

Los combates tienen lugar en el este y el norte de la provincia de Latakia, entre varios grupos rebeldes y el ejército sirio, que tiene el apoyo de los milicianos chiitas del Hezbolá libanés. En Damasco, otro feudo del presidente sirio Bashar al Asad, una persona murió y otras cinco resultaron heridas por disparos de obús lanzados por los rebeldes en algunos barrios, indicó la agencia oficial Sana.

En la ciudad rebelde de Duma, en las afueras de Damasco, cuatro civiles, entre ellos un niño, murieron hoy por disparos de cohetes del ejército, indicó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH). Duma es con frecuencia objetivo de los ataques del régimen.

La guerra en Siria, que comenzó en marzo de 2011 con manifestaciones pacíficas que degeneraron en una guerra civil, ha dejado a la fecha más de 250 mil muertos, 6.5 millones de desplazados internos y 4.2 millones de refugiados en el extranjero.