ONU incluye a Boko Haram en lista de terroristas

El Consejo de Seguridad decidió hacer caso a la solicitud del gobierno de Nigeria, donde el grupo islamista ha secuestrado a más de 200 estudiantes.
"Han matado a 173 maestros pero no han matado nuestro patriotismo" dice la pancarta de un profesor, en una marcha contra Boko Haram en Lagos
"Han matado a 173 maestros pero no han matado nuestro patriotismo" dice la pancarta de un profesor, en una marcha contra Boko Haram en Lagos (AFP)

Nueva York, Lagos

El Consejo de Seguridad de la ONU incluyó al grupo armado islamista Boko Haram en la lista de organizaciones consideradas como terroristas y sometidas a sanciones por sus vínculos con Al Qaeda, dijeron hoy diplomáticos. Nigeria había solicitado la medida a una comisión de sanciones contra Al Qaeda, que depende del Consejo, y ninguno de los quince países miembro se opuso a ello.

Las sanciones que decreta la comisión son generalmente el congelamiento de bienes, el embargo de armas y la prohibición de viajes. Los insurgentes islamistas de Boko Haram secuestraron a mediados de abril a más de 200 estudiantes de secundaria en Chibok, en el noreste de Nigeria, y sus cruentos ataques han dejado miles de muertos desde 2009.

Al cabo de una reunión el sábado pasado en París, los presidentes de Nigeria, Chad, Camerún, Benín, así como representantes de Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea, recomendaron que la ONU impusiera sanciones internacionales contra Boko Haram. Estados Unidos desplegó hoy militares adicionales para ayudar a las fuerzas nigerianas a encontrar a las adolescentes secuestradas por el grupo islamista. Nigeria sufrió el martes un doble atentado en dos atestados mercados de la ciudad de Jos (centro), que dejaron 118 muertos y 56 heridos.

El movimiento "#BringBackOurGirls" ("Devuélvannos a nuestras niñas") quería organizar una marcha hacia la mansión del presidente nigeriano Goodluck Jonathan en Abuya, la capital federal, para mantener la presión sobre el jefe del Estado. El mandatario fue muy criticado en las últimas semanas, tanto en Nigeria como en el extranjero, por su falta de reacción en este caso.

Al mismo tiempo, el sindicato nacional de profesores llamó a las escuelas de todo el país a cerrar en una "jornada de protesta" contra el secuestro de 223 estudiantes de secundaria el 14 de abril en Chibok (noreste), cuyas familias siguen sin tener noticias. Unos 80 militares estadunidenses fueron enviados al Chad para llevar a cabo "operaciones de inteligencia, de vigilancia y vuelos de reconocimiento sobre el norte de Nigeria y las regiones vecinas" para localizar a las jovencitas, anunció el miércoles el presidente Barack Obama.

Esos militares estarán encargados de hacer funcionar un avión sin tripulación (drone) sin armas, que también fue enviado al Chad, en la frontera del noreste de Nigeria, precisó un portavoz del Pentágono, el coronel Steve Warren. Esos medios se agregan a los ya presentes desde la semana pasada en Nigeria, aviones-espías y varios equipos de expertos y de asesores estadunidenses encargados de apoyar a las fuerzas de seguridad nigerianas en sus búsquedas.

El Reino Unido, Francia y recientemente Israel también enviaron expertos para ayudar a Nigeria. China, diez de cuyos ciudadanos fueron secuestrados, probablemente por Boko Haram, en una región fronteriza de Camerún, también propuso su ayuda. Washington ya realizó en los últimos días vuelos de aviones teleguiados sobre zonas adonde podrían haber sido llevadas las jovencitas.

El Pentágono no precisó su base de origen --probablemente Niamey (Níger)--, pero considera que contar con un drone en Chad permitirá fortalecer la presencia sobre la zona que les interesa. Estos refuerzos estadunidenses fueron enviados mientras Nigeria sufría esta semana una ola de violencia atribuída a Boko Haram, que en total dejó unos 150 muertos.

Jos, la capital del Estado de la Meseta, en el centro de Nigeria, sigue conmocionada después del doble atentado con coche bomba que dejó 118 muertos y 56 heridos en un mercado popular el martes. Al mismo tiempo, dos ataques en aldeas del noreste de Nigeria, una zona que es el bastión de Boko Haram, dejaron 30 muertos.