La ONU dice que la crisis de los refugiados requiere una respuesta global

El alto comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados, Filippo Grandi, indicó que más países deben sumarse a ayudar a las "pocas naciones" que están llevando la carga del problema.
Filippo Grandi.
Filippo Grandi. (Reuters)

Londres

El alto comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, dijo hoy que la crisis de los solicitantes de asilo se ha transformado en un "fenómeno global" que requiere "respuestas globales".

En declaraciones a la cadena BBC, Grandi indicó que más países deben sumarse a ayudar a las "pocas naciones" que están llevando la carga del problema porque el año pasado apenas el uno por ciento de los 20 millones de refugiados ha podido recibir asilo.

Grandi habló durante un programa especial de la BBC "World on the move" (Mundo en movimiento) dedicado a la crisis de los refugiados y en la que participarán personalidades conocidas, entre ellas la actriz Angelina Jolie, embajadora de buena voluntad de ACNUR.

El comisionado, que asumió su puesto el pasado enero, explicó que hay sirios que han viajado hasta el Caribe en busca de refugio, lo que pone de manifiesto que se trata de "un fenómeno global " y "por lo tanto debemos tener respuestas globales".

La carga del problema ha caído "en unos pocos países que reciben a cientos de miles de refugiados, generalmente por guerras cercanas, conflictos cercanos, y pocos donantes, siete u ocho, que aportan el 80 o 90 por ciento de la financiación", agregó Grandi.

En su opinión, la carga debe ser repartida, de lo contrario "fracasaremos en nuestra responsabilidad de ayudar a los refugiados" y porque el alcance de la crisis requiere que todos se impliquen.

No obstante, el comisionado reconoció que la solución a esta crisis es "difícil", pero subrayó que no puede darse una situación en la que los Estados "cierren las fronteras".

Se estima que la cantidad de personas que solicitaron asilo en la Unión Europea (UE) en 2015 ha llegado a 1.255.600, más del doble que el año anterior, y la mayoría son sirios, iraquíes y afganos.

Más de un tercio de los refugiados ha buscado asilo en Alemania.