ONU alerta de "abusos atroces" que sufren niños en guerra siria

Naciones Unidas responsabilizó al gobierno y a los grupos aliados de múltiples asesinatos, mutilaciones y torturas, mientras al menos 40 menores han muerto en los últimos días por los bombardeos ...
El cadáver de un niño es trasladado de los escombros de un edificio tras un bombardeo en Alepo
El cadáver de un niño es trasladado de los escombros de un edificio tras un bombardeo en Alepo (AFP)

Nueva York, Beirut

La ONU advirtió que los niños que viven en Siria están sufriendo abusos atroces como consecuencia de la guerra que azota el país desde 2011, y responsabilizó al gobierno y a los grupos aliados de múltiples asesinatos, mutilaciones y torturas. Los rebeldes, por su parte, han reclutado a jóvenes como soldados y usado tácticas terroristas en zonas de civiles, de acuerdo con un informe de Naciones Unidas entregado el martes al Consejo de Seguridad.

El documento detalla escalofriantes actos de tortura en los que menores de edad fueron violados, golpeados con cables metálicos, expuestos a descargas eléctricas en los genitales e incluso sometidos a sesiones en las que se les arrancaban las uñas. "Estas violaciones deben cesar ahora mismo", señaló el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en el informe que refiere a hechos sucedidos entre el 1 de marzo de 2011 y el 15 de noviembre de 2013.

"Por eso exhorto a todas las partes del conflicto a adoptar lo antes posible todas las medidas para proteger y defender los derechos de todos los niños en Siria", manifestó. Los derechos de los menores también son violados en la medida que las escuelas están cerradas y se les niega el acceso a ayuda humanitaria, recuerda la ONU.

"El presente informe pone de manifiesto que el uso de armas y tácticas militares desproporcionadas e indiscriminadas por parte de las fuerzas gubernamentales y milicias aliadas ha provocado innumerables muertes y niños mutilados, y ha bloqueado el acceso de los niños a educación y atención médica", escribió Ban. "Las fuerzas gubernamentales también son responsables de arrestos, detenciones arbitrarias, malos tratos y torturas a niños", precisó.

Ban también apuntó que "los grupos de la oposición armada son responsables del reclutamiento y uso de niños tanto en combates como en tareas de apoyo, así como por dirigir operaciones militares, con el uso de tácticas terroristas incluido, en áreas habitadas por población civil, provocando la muerte de civiles, incluidos niños". La ONU denuncia además la desaparición de muchos menores y culpa a ambas partes de haber dificultado la entrada de ayuda humanitaria a las zonas más afectadas por el conflicto.

El organismo también advierte que los niños han experimentado altísimos niveles de angustia al ser testigos de la muerte o heridas de familiares y amigos, o por haber sido separados de sus familias o desplazados. Según el informe, menores de once años han sido arrestados por fuerzas gubernamentales en olas de detenciones masivas por presunta asociación con grupos armados. Otros niños han recibido malos tratos con el objetivo de humillarles, hacerles confesar o presionar a familiares suyos para que se entregaran.

El documento da cuenta además de otros actos de agresión contra los niños: palizas con látigos y palos de madera y metal, simulacros de ejecuciones, quemaduras con cigarrillos, negación del sueño, encierros solitarios y exposición a torturas de familiares. Naciones Unidas también menciona "información que apunta a que hay niños que han sido colgados de paredes y techos por sus muñecas o extremidades, obligados a poner su cabeza, cuello y piernas en un neumático mientras eran golpeados".

La ONU afirma que recibió denuncias sobre agresiones sexuales perpetradas por la oposición, pero asegura en el informe que no pudo investigarlas por falta de acceso al terreno.

De otra parte, al menos cuarenta menores de edad han muerto en los últimos tres días en Alepo, la mayor ciudad del norte de Siria, por los ataques de helicópteros del régimen que han lanzado barriles de explosivos contra distintos barrios de esta localidad, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Durante esta jornada, las fuerzas gubernamentales bombardearon las zonas de Al Sukari, Karam al Tahan, Sheij Lofti y Al Marya, en esa población, sin que por el momento se conozca si ha habido víctimas.

El Observatorio difundió hoy una fotografía del general de brigada Suleil Hasan, comandante de las operaciones en Alepo y, según la ONG, responsable de los ataques con barriles de explosivos. Ayer, al menos doce personas perdieron la vida, entre ellas cinco menores, en un bombardeo contra una mezquita en el barrio de Hanano, en esa población.

Más de un centenar de personas han perdido la vida desde el pasado fin de semana en Alepo por los ataques aéreos del régimen. Desde el sábado, al menos 1,500 familias se han desplazado a barrios en el oeste de la ciudad, que están bajo el control del régimen. Alepo fue blanco de una gran ofensiva de los rebeldes a finales de julio de 2012 y de otras operaciones importantes posteriores, lo que les permitió dominar amplias áreas de la ciudad, aunque no lograron hacerse con el control total de la urbe.