ONU acusa al EI de cometer "crímenes contra la humanidad"

Una comisión de investigación de la ONU sobre crímenes en Siria reveló hoy en su primer informe que el grupo yihadista es culpable de una larga lista de crímenes que incluyen matanzas masivas, ...
Un joven cristiano, crucificado en la ciudad siria de Raqa tras la entrada del Estado Islámico, en una foto divulgada por un grupo opositor
Un joven cristiano, crucificado en la ciudad siria de Raqa tras la entrada del Estado Islámico, en una foto divulgada por un grupo opositor (Twitter)

Ginebra

El grupo Estado Islámico comete crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra a gran escala en los territorios que controla en Siria, asegura la comisión de investigación de la ONU sobre crímenes en Siria en un informe publicado hoy.

En su primer informe detallado sobre este movimiento yihadista, la comisión establece una larga lista de crímenes, documentados por unos 300 testimonios de víctimas y testigos, que incluyen matanzas masivas contra grupos étnicos y religiosos, decapitaciones y esclavitud sexual.

"El grupo armado lleva a cabo una política de sanciones discriminatorias tales como tasas o conversiones forzadas, basadas en la identidad étnica o religiosa, destruyendo sitios religiosos y expulsando sistemáticamente a las comunidades minoritarias", indica el informe, realizado bajo la autoridad de Paulo Sergio Pinheiro.

Los ataques a "gran escala y sistemáticos" contra la población kurda y contra la minoría religiosa yazidí constituyen "crímenes contra la humanidad", indica el documento. El Estado Islámico ha "decapitado, fusilado, lapidado hombres, mujeres y niños en lugares públicos de ciudades y pueblos de Siria", prosigue este texto de 20 páginas.

Cuerpos expuestos en cruces

Los cuerpos de las víctimas son generalmente expuestos en cruces durante tres días y sus cabezas son colocadas en las rejas de los parques a modo de "advertencia a la población sobre las consecuencias de cualquier rechazo a someterse a la autoridad del grupo armado".

Antiguos prisioneros han atestiguado que los peores tratos en los centros de detención están reservados a los sospechosos de pertenecer a otros grupos armados, a los periodistas y a los colaboradores de la prensa extranjera.

El informe también destaca las violaciones a las mujeres, y el hecho de que familias aterrorizadas casan de forma precipitada a sus hijas para que no sean forzadas a casarse con los combatientes del grupo EI. La comisión, encargada únicamente a investigar la situación en Siria, no examinó lo que ocurre en los territorios iraquíes controlados por este grupo.

Dirigente ejecutado

El l Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH)informó hoy que el Estado Islámico (EI) ejecutó a uno de sus dirigentes acusado de malversación de fondos y robo. "El EI ha ejecutado a uno de sus altos dirigentes, de nacionalidad siria, decapitándolo y crucificándolo" en la provincia de Deir Ezzor, anunció el Observatorio.

Según esta fuente, estaba acusado de "coger dinero de musulmanes (...) y de malversar fondos del EI". El OSDH difundió una fotografía del hombre, identificado como Jalaybeeb Abou Muntather decapitado y colgando de una improvisada cruz.

Un documento manuscrito pegado al cadáver explicaba los detalles de la sentencia, decidida según el texto por el "comandante de los creyentes", Abu Bakr al-Bagdadi, líder del EI.

Ni el papel de este supuesto dirigente en el seno de la organización ni el momento de su muerte están claros, pero la noticia de la ejecución también fue difundida por militantes yihadistas en las redes sociales.

Ataques aéreos

Mientras, EU continúa los ataques aéreos, junto a la coalición internacional, contra el Estado Islámico (EI), y en los últimos dos días efectuaron 19 incursiones en Siria y 16 en Irak, informó hoy el Mando Central estadunidense (CENTCOM), que confirmó también un ataque al grupo Jorasán, vinculado a Al Qaeda.

En Siria, la coalición realizó 17 ataques aéreos cerca del enclave kurdo sirio de Kobani, que destruyeron "diez posiciones de combate", un edificio, dos vehículos y una motocicleta del EI. Un ataque aéreo al este de Ar Raqqa destrozó "un campo de entrenamiento" del Estado Islámico y, en otro en Deir ez Zor, acabó con un "punto de recogida de petróleo".

En estas operaciones participaron, además de Estados Unidos, Baréin, Jordania, Arabia Saudí y Emiratos Árabes. Por otra parte, en el noroeste de Siria, al oeste de Alepo, las Fuerzas Armadas estadunidenses perpetraron un ataque contra miembros del grupo Jorasán, vinculado al Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria.

Militares libaneses

En Líbano, tres militares libaneses, entre ellos un lugarteniente coronel y un sargento, resultaron hoy heridos al estallar una bomba al paso de su vehículo en la conflictiva región de Arsal, limítrofe con Siria.

El Ejército libanés informó en un comunicado de que la explosión se registró a las 09:00 hora local (07:00 hora GMT) y que posteriormente hombres armados atacaron a uno de los expertos militares que se dirigió al lugar del ataque para investigar. La explosión tuvo lugar en la carretera que comunica las localidades de Raayan y Wadi Ata.

Las fuerzas de seguridad persiguen a los agresores en las colinas que rodean la localidad de Arsal y han desplegado unidades militares en la zona, escenario frecuente de ataques contra la fuerzas armadas y de choques.

La situación se deterioró en esta región en agosto pasado, cuando yihadistas de grupos como el Frente al Nusra -filial de Al Qaeda en Siria- y el Estado Islámico (EI) se enfrentaron con el Ejército, causando en sus filas 19 muertos y 86 heridos. Los extremistas capturaron además a una treintena de militares, de los que han decapitado a tres y amenazan con hacer lo mismo con el resto.

Desde el estallido del conflicto en la vecina Siria, en marzo de 2011, han aumentado los atentados, secuestros, enfrentamientos armados y otros actos violentos en el Líbano, dividido entre partidarios y detractores del régimen de Damasco.