La OMS necesita 56 mdd para plan contra el zika

En lo que recaudan el dinero, usan un fondo para contingencias de reciente creación con el fin de financiar acciones para detener la propagación del virus.
Destinarán 25 millones de dólares para la respuesta de autoridades sanitarias en los países afectados.
Destinarán 25 millones de dólares para la respuesta de autoridades sanitarias en los países afectados. (Héctor Téllez)

Ginebra y Nueva York

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció ayer la puesta en marcha de un plan estratégico global contra la propagación del zika, para el cual se requiere recaudar como cantidad inicial 56 millones de dólares.

El organismo sanitario internacional señaló en un comunicado que dicho plan está diseñado "para guiar la respuesta internacional a la propagación de la infección por el virus zika y las malformaciones neonatales y enfermedades neurológicas asociadas con ella".

La estrategia

La estrategia se centra en coordinar a los países socios de la OMS, así como movilizar expertos y recursos para ayudar a las naciones afectadas a mejorar la vigilancia de la enfermedad y asesorarlos sobre el manejo de los trastornos que pueden estar vinculados.

Asimismo, el plan pretende mejorar el control de vectores (mosquitos), proporcionar atención médica y comunicar al público de manera efectiva los riesgos, las medidas de orientación y protección, así como apoyar la investigación por la vía rápida para el desarrollo de vacunas, diagnósticos y tratamientos.

De acuerdo con la OMS, el dinero para implementar el llamado Marco de Respuesta Estratégica y el Plan de Operaciones Conjuntas se dividirá en 25 millones para la respuesta de autoridades sanitarias y 31 millones para costear el trabajo de socios clave.

En lo que recaudan el dinero, el organismo acotó que ya "ha aprovechado un fondo de contingencia para emergencias de reciente creación para financiar operaciones iniciales".

Como parte del nuevo programa de emergencia la sede de la OMS en Ginebra, Suiza, gestionará la implementación de dicho plan, supervisará la respuesta global y apalancará toda la organización para hacer frente a la crisis.

Esfuerzo regional

La OMS recordó que la Organización Panamericana de la Salud (OPS), oficina regional para América del organismo sanitario, trabaja estrechamente con los países afectados —incluido México— desde mayo de 2015, cuando los primeros informes de la enfermedad del virus zika surgieron en el noreste de Brasil.

Especialistas de dicho organismo fueron desplegados para ayudar a los ministerios de Salud de cada nación para detectar y rastrear el virus, contener su propagación, ofrecer asesoría en el manejo clínico e investigar los casos de microcefalia y el síndrome de Guillain-Barré.

La OPS seguirá trabajando con sus socios para gestionar la respuesta en América, mientras que la OMS seguirá emitiendo información y brindando orientación sobre las condiciones congénitas y neurológicas que parecen estar vinculadas con la enfermedad.

El organismo también brindará información sobre cuidados sanitarios, medidas de seguridad y cuestiones sobre los viajes a las zonas afectadas.

El 1 de febrero de 2016, basándose en las recomendaciones del Reglamento Sanitario del Comité Internacional de Emergencia, la OMS declaró una emergencia de salud pública de importancia internacional, sustentada en el incremento de casos de trastornos neonatales y neurológicos presuntamente asociados al virus.

Probarán vacuna

Jeff Richardson, portavoz del grupo estadunidense Inovio Pharmaceuticals, anunció ayer que "estamos fabricando la vacuna contra el zika para probarla en humanos antes de fin de año".

Las pruebas preclínicas que ha hecho ese laboratorio "muestran que la vacuna sintética contra el virus genera respuestas duraderas e inmunes, lo que comprueba el potencial (...) para prevenir y tratar las infecciones causadas por este patógeno", informó Inovio en un comunicado.

El grupo farmacéutico probó la vacuna en ratones y obtuvo una respuesta inmunológica. Seguirán los tests en monos antes de pasar a humanos antes de fin de año. La última etapa será obtener la autorización para colocar la vacuna en el mercado

Inovio pedirá a las autoridades sanitarias que hagan un examen acelerado de su caso, ya que la sustancia que desarrollaron se define como "sintética", porque no consiste en un virus vivo, sino en un fragmento del ADN del virus que puede ser conservado sin refrigeración durante varias horas.

Según la OMS, además de Inovio, más de una decena de empresas, como la francesa Sanofi Pasteur y la india Bharat Biotech, trabajan en una vacuna, pues por el momento no existe cura y calculan que se propagará afectando hasta a 4 millones de personas.