OMS revisa balance de muertos por ébola: 4,951

Canadá suspende las visas a los residentes de países afectados por el virus, y en España la justicia investigará los posibles fallos en las medidas de prevención.
Un doctor holandés, en una sesión informativa sobre las medidas protectoras en el tratamiento del ébola en un centro médico de Groningen
Un doctor holandés, en una sesión informativa sobre las medidas protectoras en el tratamiento del ébola en un centro médico de Groningen (AFP)

Ginebra

La Organización Mundial de la Salud (OMS) revisó su balance de fallecidos por el virus Ébola, un total de 4.951 muertos en ocho países, al estimar que algunos casos contabilizados en Guinea no corresponden a esta epidemia.

El balance publicado el viernes informa de 4,951 muertos entre los 13,567 casos de contagio registrados hasta el 29 de octubre. El anterior balance, publicado el miércoles, informaba de 13,703 casos y de 4,922 fallecimientos.

De otra parte, Canadá anunció el viernes que suspende las solicitudes de visa hechas por residentes de países afectados por el ébola, en un esfuerzo por evitar que el mortal virus cruce sus fronteras.

La oficina de migración de Canadá señaló que las autoridades no procesarán ninguna solicitud de visa de individuos que han estado en los países afectados por el ébola "en los tres meses anteriores a la fecha de la solicitud", informó en un comunicado.

Además, las autoridades tampoco expedirán nuevas solicitudes de visa ni continuarán con los procedimientos en curso para quienes tengan la intención de viajar a una nación afectada por el ébola.

La regla no afecta las solicitudes para renovación de visa de nacionales extranjeros que ya están en Canadá, continuó el comunicado. Canadá tuvo varias alertas por posibles casos de ébola, pero ningún caso se confirmó.

Canadá anunció el viernes que suspende las solicitudes de visa hechas por residentes de países afectados por el ébola, en un esfuerzo por evitar que el mortal virus cruce sus fronteras.

La oficina de migración de Canadá señaló que las autoridades no procesarán ninguna solicitud de visa de individuos que han estado en los países afectados por el ébola "en los tres meses anteriores a la fecha de la solicitud", informó en un comunicado.

Además, las autoridades tampoco expedirán nuevas solicitudes de visa ni continuarán con los procedimientos en curso para quienes tengan la intención de viajar a una nación afectada por el ébola.

La regla no afecta las solicitudes para renovación de visa de nacionales extranjeros que ya están en Canadá, continuó el comunicado. Canadá tuvo varias alertas por posibles casos de ébola, pero ningún caso se confirmó.

Juez español abre investigación

En España, un juez de instrucción de Madrid abrió una investigación para determinar si las supuestamente insuficientes medidas de prevención pusieron en peligro la vida del personal sanitario en contacto con el virus de Ébola, informó este viernes una fuente judicial.

Menos de un mes después de anunciarse el contagio de una técnica sanitaria española, la primera infectada por el virus de Ébola fuera de África, el juzgado de instrucción 21 de Madrid aceptó abrir una investigación sobre el caso.

La decisión nace de una denuncia presentada por 15 médicos de urgencias del hospital universitario de La Paz, del que forma parte el hospital Carlos III donde se infectó la técnica sanitaria mientras cuidaba de un misionero repatriado afectado por el virus y fallecido poco después, anunció en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

La denuncia se centra en "las medidas adoptadas para garantizar la seguridad del personal y la formación de los trabajadores sanitarios en la lucha contra el ébola", precisa el comunicado.

Por ello, el juez instructor reclamó al hospital toda la documentación útil relacionada con los cursos impartidos, las personas presentes en los cursos y los formadores así como la lista de enfermeros, médicos y técnicos expuestos al virus.

También solicita a los servicios de inspección laboral todos los documentos vinculados a los hechos denunciados que, según los denunciantes, podrían constituir un delito de salud pública y de poner en peligro al personal.

Inmediatamente después de la infección de la técnica sanitaria Teresa Romero, de 44 años, el personal del hospital criticó la falta de preparación y de formación para hacer frente al virus.

Numerosos enfermeros del hospital afirmaron haber sido formados de prisa y corriendo, especialmente sobre cómo quitarse el traje protector y evitar un contagio.

De momento, Romero, hospitalizada el 6 de octubre, no recuerda cómo pudo producirse el contagio. Aunque ya ha superado la infección y su organismo está libre del virus, permanece hospitalizada para recuperarse de los efectos colaterales de la enfermedad.