La OMS inicia experimento de vacunación contra el ébola

La prueba en Guinea será bajo el modelo “por anillos”, que consiste en hallar a los contactos de un contagiado e inmunizarlos para controlar la epidemia.
El ensayo solo incluirá a los adultos que están en mayor riesgo de infección, con excepción de mujeres embarazadas.
El ensayo solo incluirá a los adultos que están en mayor riesgo de infección, con excepción de mujeres embarazadas. (Abbas Dulleh/AP)

Ginebra y Dakar

El gobierno de Guinea y la Organización Mundial de la Salud (OMS) iniciaron ayer una campaña de vacunación experimental contra el ébola en la comunidad de Baja Guinea, una de las más afectadas con el virus letal de fiebre hemorrágica.

Según un comunicado de la OMS, la vacunación se realizará según un modelo llamado “por anillos”, que consiste en identificar a los contactos de un enfermo y vacunarlos para crear a su alrededor un “anillo de inmunidad”.

Si esto consigue detener la propagación del virus más allá de ese núcleo significa que la vacuna es eficaz y genera la defensa inmunitaria necesaria, añadió.

“Esta operación es un motivo que da esperanza a todos nosotros, en Guinea y en el mundo, para que podamos tener pronto una herramienta de salud pública eficaz contra el ébola”, afirmó el representante de la OMS en Guinea, Jean-Marie Dangou.

“El inicio de las pruebas clínicas de vacunación por anillos en Guinea, por tanto, es uno de los hitos más importantes que hemos logrado en la búsqueda de una moderna línea de defensa contra el ébola”, aseguró.

Hasta ahora el virus del ébola ha matado a más de 10 mil personas en los países más afectados: Guinea, Liberia y Sierra Leona.

ESTRATEGIA CLAVE

En la década de 1970 la estrategia de vacunación por anillos fue clave para erradicar la viruela; en el caso del ébola, permitirá vacunar a los que están en mayor riesgo, explicó la coordinadora de la OMS para el ensayo clínico, Ana María Henao Restrepo.

La OMS anunció que personal médico capacitado, vacunas y otros equipos esenciales fueron enviados desde Conakry a Coyah para vacunar a contactos de personas recientemente infectadas que han dado su consentimiento.

La campaña por ahora solo incluirá a los adultos que están en mayor riesgo de infección, con excepción de mujeres embarazadas.

“Nos hemos comprometido a poner fin a la epidemia”, dijo Sakoba Keita, coordinador de la lucha contra el ébola en Guinea.

“En combinación con las medidas de control que estamos poniendo en marcha con nuestros socios, esperamos una vacuna segura y eficaz que nos permita cerrar este capítulo para empezar a reconstruir nuestro país”, agregó.

La OMS tiene previsto vacunar a 10 mil personas en 190 anillos en un plazo de seis a ocho semanas. Los voluntarios serán observados por tres meses y los primeros resultados se tendrán en julio.

La vacuna que se prueba en Guinea es la VSV-ZEBOV, desarrollada por la Agencia de Salud Pública de Canadá y producida actualmente por la biotecnológica NewLink Genetics Corporation y la farmacéutica Merck.

COMBATE CON PALABRAS

Por su parte, la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR) presentó ayer en Dakar la campaña mundial Palabras contra el ébola, cuyo objetivo es informar y sensibilizar mejor a las poblaciones sobre esta enfermedad.

“Apoyo, amor, esperanza, saber, dignidad, confianza, solidaridad, coraje, compasión y colaboración” son los vocablos elegidos por la FICR para conseguir que la voz de todos aquellos que luchan para acabar con la enfermedad se oiga “alto y fuerte”.

El director para África de la FICR, Alasan Senghore, dijo que el objetivo de la campaña es cambiar las prácticas tradicionales, corregir las ideas preconcebidas y promover el diálogo con las poblaciones para romper la resistencia.

“Nuestras palabras y nuestras acciones van a abrir el camino a un esfuerzo adicional para fortalecer la confianza y la resistencia”, declaró Senghore.

“El ébola aún está aquí. No está vencido y no debemos bajar la guardia”, advirtió también el presidente de la Cruz Roja senegalesa, Adul Aziz Diallo, en el lanzamiento de la campaña.

“La epidemia del ébola no se gestiona de forma aislada. Todos los segmentos de la sociedad deben movilizarse y actuar en la misma dirección”, afirmó Diallo.

Aunque bajo control, la enfermedad sigue siendo una amenaza para todos los países de la zona y para el resto del mundo, pues “el ébola no conoce las fronteras”, dijo Diallo.

La FICR ha desplegado más de mil voluntarios en los tres países afectados por la epidemia del ébola que han hecho posible una sepultura de las víctimas en condiciones de total seguridad y dignidad.

Además, la FICR ha llevado a cabo programas de lucha contra el ébola en beneficio de 39 millones de personas en 16 países africanos, con un presupuesto global de 118 millones de euros (casi 2 mil millones de pesos).