OMS avala prueba que detecta ébola en 15 minutos

No se requieren laboratorios, ni personal especializado; el procedimiento es similar al examen de diabetes: basta una gota de sangre y un reactivo.
Aunque existen  más pruebas, la OMS solo ha aprobado la fabricada por Cogrenix, en EU.
Aunque existen más pruebas, la OMS solo ha aprobado la fabricada por Cogrenix, en EU. (EFE)

Ginebra

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó el primer test de diagnóstico rápido para el ébola, el cual da su resultado en 15 minutos, además de otras ventajas, ya que no requiere de un laboratorio o instalaciones sanitarias sofisticadas para su uso.

La prueba es un poco menos precisa que la denominada Gold standard o prueba de referencia en los laboratorios, pero no necesita electricidad ni personal altamente calificado para utilizarla, dijo el portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic. 

“Esta es la primera prueba rápida de antígenos que da resultado en 15 minutos”, dijo a la prensa Jasarevic, quien la calificó de “gran avance”.

Asimismo, el portavoz de la OMS dijo que, “siempre que sea posible”, el resultado del test hay que compararlo con los análisis de sangre “mediante las pruebas PCR habituales”, en referencia a los análisis de ADN para detectar la enfermedad.

Este test, fabricado por la compañía estadunidense Corgenix, “puede identificar correctamente a 92 por ciento de los pacientes infectados con ébola”, añadió.

Una prueba sencilla pero fiable sería de gran utilidad para los médicos respecto a la puesta en cuarentena de los pacientes y en los aeropuertos, ya que los actuales análisis de detección tardan hasta 24 horas.

En el llamado Análisis Rápido Antígeno ReEBOV se coloca una gota de sangre en una tira de papel pequeña y se esperan 15 minutos para obtener una reacción en un tubo de ensayo.

“El mayor temor es que el mercado se vea inundado con análisis de calidad desconocida, o de resultados dudosos, y con el ébola se necesita saber cuáles son las limitaciones. Un falso negativo tiene implicaciones enormes, así como un falso positivo”, advirtió.

Según Jasarevic, el ReEBOV no podrá comprarse de inmediato porque están pendientes procedimientos administrativos en Estados Unidos, donde ha sido desarrollado, los cuales deben quedar finalizados en una a dos semanas.

La OMS aún evalúa otros cinco análisis rápidos, pero debido a que no se ha podido comprobar su efectividad, señaló que aún no es posible decir cuándo se concretará la próxima aprobación.

Sin dinero, nueva amenza

La falta de fondos amenaza con complicar el fin del brote de ébola en África Occidental, advirtieron la ONU y la OMS, al expresar su preocupación por la evolución de la epidemia en las últimas semanas.

Tras una primera fase con espectaculares resultados en la reducción del número de nuevos casos, durante el último mes los contagios dejaron de caer y se estabilizaron entre 120 y 150 a la semana.

“Esto no es lo que uno quiere con el ébola”, advirtió el director general adjunto de la OMS, Bruce Aylward, quien recordó que el virus es “extremadamente peligroso” y afecta un área muy amplia de territorio en Sierra Leona, Libera y Guinea.

Esa extensión geográfica en la que puede encontrarse el ébola es uno de los grandes desafíos para los sanitarios, que tras haber estabilizado la situación en los tres países, se centran ahora en encontrar todos y cada uno de los casos y los contactos que han mantenido para poder terminar con el brote.

Pese a ello, el objetivo de los gobiernos de la zona es lograr que en un plazo de 60 días no haya ningún nuevo caso de ébola, una meta que para la OMS es posible sobre el papel, pero que será “extremadamente difícil” cumplir.

“Uno de los mayores riesgos a los que nos enfrentamos ahora es que los nuevos fondos para la respuesta están cayendo más rápido que el número de nuevos casos”, explicó Aylward en una conferencia de prensa.

Según las Naciones Unidas, para este año serán necesarios alrededor de mil 500 millones de dólares y, por ahora, solo se han recaudado unos 600 millones.

Según el experto, el riesgo es “enorme” si el mundo deja de prestar atención a la crisis.

Por eso, los expertos quisieron enviar a los gobiernos y entidades de todo el planeta un mensaje claro de que es necesario hacer más.

Según los últimos datos de la OMS, se ha detectado en África Occidental un total de 23 mil 366 casos de la enfermedad, que ha matado a más de 9 mil personas.

Sierra Leona, con 11 mil casos, es el país más afectado, seguido de Liberia con alrededor de 9 mil y de Guinea con más de 3 mil.