OMS teme más de 20 mil afectados por Ébola, EU 1.4 millones en 2015

Un primer equipo de médicos cubanos llegó a Sierra Leona para apoyar la campaña contra el virus, ante el que la Organización Mundial de la Salud reclama reforzar las medidas de control.
Una niña liberiana llora ante la "Island Clinic", un nuevo centro de tratamiento del ébola abierto en Monrovia, tras morir su padre y su madre
Una niña liberiana llora ante la "Island Clinic", un nuevo centro de tratamiento del ébola abierto en Monrovia, tras morir su padre y su madre (AFP)

Ginebra

Más de 20 mil personas estarán infectadas por el Ébola en noviembre si no se refuerzan las medidas de control en África occidental, indicó hoy la OMS, al tiempo que un primer equipo de médicos cubanos llegaba a Sierra Leona para apoyar la campaña contra el virus.

"Suponiendo que no haya ningún cambio a nivel de medidas de control de la epidemia", a comienzos de noviembre habrá cerca de diez mil casos en Liberia, cerca de seis mil en Guinea y más de cinco mil en Sierra Leona, indican los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un estudio publicado por la revista New England Journal of Medicine.

Datos estadunidenses ofrecen una visión aun más alarmante: la cantidad de afectados solamente en Liberia y Sierra Leona podría catapultarse a 1.4 millones para enero de 2015, en el peor de los escenarios, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) con sede en Atlanta.

Fase "explosiva"

"Estamos en una tercera fase de crecimiento de la epidemia" que es "explosiva", afirmó uno de los coautores del estudio de la OMS durante una conferencia de prensa que tuvo lugar en Ginebra. Se trata del doctor Christopher Dye, quien además es director de estrategia de la OMS.

Según el último balance de la OMS publicado ayer, la epidemia ha provocado más de 2,800 muertos en África del oeste desde comienzos de este año, siendo Liberia, Guinea y Sierra Leona los países más afectados.

Una avanzada de tres médicos cubanos, del total de 165 médicos y enfermeros que la isla mandará a combatir la epidemia, ya se encuentra en Sierra Leona para determinar los lugares donde serán desplegados, informó por su parte en La Habana una fuente oficial.

"Hay una avanzada nuestra de tres compañeros allá, dirigidos por el jefe de la brigada médica, doctor Jorge Delgado, que está ya en Sierra Leona", declaró a la televisión cubana Jorge Pérez, director del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí de La Habana (IPK).

El rápido aumento de la tasa de transmisión en los países afectados se explica por la lentitud de la reacción al comienzo del brote, así como el mal estado de los sistemas sanitarios en los principales países afectados.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas calificó el 18 de septiembre a esta epidemia como una "amenaza para la paz y seguridad internacional", lo que ocurre por primera vez con una urgencia sanitaria. Y la OMS reafirmó el lunes que se trata de una "urgencia de salud pública mundial".

Nueva guerra civil en Liberia

Por su parte, el gobierno de Liberia advirtió que tanto su país como Sierra Leona y Guinea pueden caer de nuevo en una guerra civil ante la lentitud de la respuesta contra la epidemia.

"Los hospitales luchan, pero los hoteles también, al igual que las empresas. Si esto continúa, los precios van a subir. La población está agitada", afirmó el lunes a la AFP el ministro de Información, Lewis Brown, en Monrovia.

"El mundo no puede esperar que Liberia, Sierra Leona y Guinea se hundan de nuevo en la guerra, que podría resultar de esta lentitud en la respuesta" contra el virus, dijo el ministro. El ministro de Defensa Brownie Samukai afirmó el 9 de septiembre ante el Consejo de Seguridad de la ONU que la "existencia" de Liberia se ve amenazada por el virus.

Las guerras civiles causaron unos 250 mil muertos en Liberia entre 1989 y 2003. El país es fronterizo con Sierra Leona, que también vivió una contienda bélica de 1991 a 2001, y con Guinea. En Liberia, "todo el mundo no contraerá el virus, pero todo el mundo sufre los efectos debido a las restricciones que hemos impuesto" para evitar la propagación, declaró Brown.

Según él, el gobierno liberiano "necesita hasta mil camas" en diez centros en el país. "Pero no tenemos la capacidad y los recursos para ello. Esto socava la confianza de la población en la lucha y como gobierno no podemos permitirnos la pérdida de confianza de nuestro pueblo", dijo, pidiendo "ayuda a la comunidad internacional".

En Liberia, que es la nación peor parada por la epidemia de ébola, la escasez crónica de camas y de funcionarios médicos ha forzado a los trabajadores a rechazar pacientes.

Mientras, autoridades estadunidenses de la salud afirmaron hoy que la cantidad de infectados con el virus del Ébola en Liberia y Sierra Leona podría catapultarse a 1.4 millones para enero de 2015, al evaluar el peor escenario posible.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, en inglés) calcularon que estos dos países de África occidental podrían registrar entre 550 mil y 1.4 millones de casos de ébola para el 20 de enero de 2015.

La epidemia ha matado a 2,811 personas e infectado a 5,864 desde principios de año en Sierra Leona, Guinea, Liberia y Nigeria, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El cálculo de los CDC se fundamenta en la suposición de que los casos de ébola, en lo que está siendo la peor epidemia de esta fiebre hemorrágica de la que se tenga noticia, han sido subestimados en un factor de 2.5. La proyección de los CDC fue publicada en el reporte semanal de la agencia sobre morbilidad y mortalidad.

Sin embargo, los expertos advirtieron que estas cifras "no reflejan las condiciones actuales ni son una proyección", puesto que se basan en datos de hace tres semanas, antes de que Estados Unidos y otras naciones pusieran en marcha acciones de respuesta a la epidemia en África occidental.

Cuando los periodistas preguntaron por qué entonces los CDC publicaban información ya desactualizada, el jefe de la agencia Tom Frieden respondió que el modelo fue diseñado para que los líderes de gobierno y grupos internacionales de socorro sepan lo que puede ocurrir bajo diferentes variables.

"Todavía hay tiempo de controlar esta epidemia si se actúa rápidamente", dijo. Pero el modelo también "muestra los graves costos que tendría una demora" en la ayuda. En la región ya comenzó a trabajar una misión militar estadunidense, en la que tres mil efectivos proveen entrenamiento y logística.