OEA elimina debate sobre Venezuela, Machado pide activar Carta

La diputada opositora venezolana pidió la aplicación de la Carta Democrática Interamericana a Venezuela después de que el Consejo Permanente del organismo continental decidiera no abordar hoy la ...
María Corina Machado saluda a opositores al gobierno venezolano durante una manifestación hoy ante la sede de la OEA en Washington
María Corina Machado saluda a opositores al gobierno venezolano durante una manifestación hoy ante la sede de la OEA en Washington (EFE)

Washington

La diputada opositora venezolana María Corina Machado pidió hoy la aplicación de la Carta Democrática Interamericana a Venezuela, porque "se ha alterado dramáticamente el orden democrático", y aseguró que si hoy no le permiten hablar en la OEA, regresará a Washington para hacerlo cuanto antes. Machado habló así en una conferencia de prensa mientras el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) celebraba una reunión a puerta cerrada de cuyo orden del día se eliminó el debate sobre la situación en Venezuela.

La diputada opositora, que espera hablar al final de la reunión como representante alterna de Panamá, subrayó que no hay vuelta atrás en la lucha pacífica del pueblo venezolano por "conquistar la democracia" e indicó que cuando está en jaque la libertad, "la indiferencia es complicidad". Machado pidió a la OEA que convoque una reunión de cancilleres, emita una resolución de condena para pedir la liberación de los "presos políticos" y el "cese de la represión" y envíe a Venezuela una misión constituida por "demócratas de incuestionable trayectoria" como el ex presidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz Oscar Arias.

"Cuando la Carta democrática fue firmada, estos países asumieron un compromiso colectivo de la defensa de la democracia. Hay la responsabilidad colectiva y común interamericana de defender la democracia", subrayó Machado. "Y en Venezuela se ha alterado dramáticamente el orden democrático", subrayó. "Hay algunos que apelan a la no injerencia, y eso es exactamente lo que hicieron las dictaduras del siglo XX, apelar a esa no injerencia para seguir reprimiendo", agregó.

Por 22 votos a favor, 3 en contra y 9 abstenciones, los embajadores de los Estados miembros de la OEA aprobaron una solicitud de la misión venezolana para sacar de la agenda el punto dedicado a "la situación de Venezuela". Previamente se había decidido que la reunión fuese cerrada a la prensa. Machado agradeció a los once países que votaron a favor de que la sesión fuera pública (Panamá, México, Estados Unidos, Guatemala, Perú, Chile, Colombia, Costa Rica, Canadá, Paraguay y Honduras).

La estrategia de Panamá consiste ahora en esperar a que finalice el debate en los otros puntos para que la diputada pueda plantear el tema de Venezuela en el apartado dedicado a "otros asuntos" que se reserva al final de cada sesión. No obstante, el embajador de Panamá, Arturo Vallarino, advirtió de que se había convocado un receso en la reunión y puede tratarse de una "estrategia" de los países afines a Venezuela "para que no haya quórum", es decir, que cuando concluya la pausa no haya un número suficiente de embajadores en la sala para reanudar la sesión.

Aún así, informó de que Machado "ha sido acreditada como representante alterna" de Panamá y "se le va a mantener esa posición hasta el día que se le permita hablar en la OEA, sea esta mañana, esta tarde, la próxima semana o en el momento que sea posible". Por su parte, Machado afirmó que ha retrasado su regreso a Caracas para poder quedarse esta tarde en la OEA y que si hoy no le permiten hablar, regresará a Washington cuando sea necesario.

"Voy a terminar hablando, hoy, mañana, o el día más próximo que sea posible terminaré hablando en el salón de sesiones de la Organización de Estados Americanos", prometió Machado. "Al tratar de impedir que la voz del pueblo venezolano se escuche, se produce una confesión por parte del propio régimen venezolano respecto a la gravedad de lo que ocurre, su culpabilidad y el miedo a este enorme movimiento cívico en Venezuela", agregó. Además, pidió a las presidentas de Brasil, Dilma Rousseff, y Chile, Michelle Bachelet, que apoyen a los manifestantes opositores porque "también ellas sufrieron ataques de dictaduras".

"Quiero dirigirme a algunos jefes de estado que sabemos que en su juventud sufrieron ataques en dictaduras militares", dijo Machado en una conferencia de prensa en un salón de la Organización de Estados Americanos (OEA), y citó en particular a Rousseff, "cuando aún era sólo Dilma" y Bachelet, cuando le llamaban "la Michelle".

Por su parte, el líder opositor venezolano Henrique Capriles dijo que la OEA se ha convertido en un "club de intereses de los Gobiernos de turno" y llamó a "reinventarla" porque "no sirve", al rechazar que el Consejo Permanente de ese organismo suprimiera de su sesión de hoy el punto dedicado a Venezuela. "OEA hace rato se convirtió en club de intereses gobiernos de turno, no defiende los Pueblos! Insulza su ppal promotor! Vergüenza!", escribió Capriles en su cuenta de Twitter desde donde criticó la actuación del secretario general de la Organización de Estados Américanos (OEA), José Miguel Insulza.

"OEA hay que reinventarla, no sirve! Terminó ahogada en burocracia, con Insulza a la cabeza deslegitimada defendiendo intereses del poder", dijo Capriles en otro mensaje al que siguió: "Alguien sabe cuánto gana Insulza? Cuánto cuesta OEA? Recursos que deberían destinarse a la Educación en América, mejor destino!".