América Latina tiene anemia: OCDE

El secretario general, José Ángel Gurría, dijo que en 2014 América Latina tendrá  el crecimiento más bajo de los últimos cinco años.
Angel Gurría, economista mexicano y secretario general de la OCDE, presente en la reunión de Cairns, en Queensland, Australia
José Ángel Gurría (EFE)

Boca del Río

El secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría afirmó que en 2014 América Latina tendrá  el crecimiento más bajo de los últimos cinco años, debido a que la economía tiene anemia que sólo superará “remando hacia dentro” con una nueva ola de reformas para enfrentar el frágil estado de derecho y alta informalidad.

“Estamos viendo un crecimiento verdaderamente anémico en la región y por primera vez en 10 años más bajo en promedio que la OCDE y eso que la OCDE no tiene así muchas cosas para escribir a casa, no es precisamente una fuente enorme de crecimiento. Entonces es un tema complicado en el contexto que estamos hablando.

Al hablar sobre la promoción de la innovación y competitividad en el marco del X Encuentro Empresarial Iberoamericano, destacó que después de una “fase de impresionante expansión, América Latina se encuentra en una fase de desaceleración”.

Durante 2014 el crecimiento promedio de la región promediará el 1.4 por ciento, el nivel de crecimiento más bajo de los últimos cinco años y si es pronóstico se concreta, va a ser la primera vez  en los últimos 10 años  en que América Latina crezca menos que el promedio de la OCDE, advirtió.

Ante ese panorama adelantó que en la próxima revisión de expectativas que haga el organismo será de un recorte como lo han estado haciendo otros como la CEPAL.

 “Quiero decirles que antier la CEPAL y cada da una de las dependencias que hacen proyecciones de América Latina, han ido bajando el 0.1 y el más bajo está en 1.1, nosotros habíamos empezado en 1.5, 1.4 seguramente en la revisión que hagamos nos vamos a estacionar en una parte de en medio”, anticipó.

Reconoció que abordar esos desafíos es muy complicado porque no sólo depende de lo que está pasando en sus propios países sino en el resto del mundo.

Pero más allá de la coyuntura, la pregunta clave es si estamos ante un ajuste permanente de la capacidad del crecimiento potencial; ver cuál es el máximo, cuestionó a los empresarios.

“Qué tanto puede crecer si hacemos las cosas bien, porque hoy estamos a la mitad del potencial antes era del 5 y hoy del 3 ver los desafíos, los cuellos de botella como el frágil estado de derecho, la alta informalidad, la incapacidad, baja productividad, logística deficiente; abordar esos desafíos requieren de una nueva ola de reformas”, demandó.

Gurría hizo ver que una vez pasados los vientos favorables provenientes del exterior, los vinculados al crecimiento de la demanda interna, como todo lo relacionado al aumento de los precios de las materias primas de la región, ahora  “hay que remar ahora hacia adentro” pero reconoció que esa capacidad endógena de Latinoamérica que puede generarse a sí misma es bastante limitado. “Es limitada la capacidad de crecimiento endógeno”.