Nuevo golpe a Otto Pérez: prisión preventiva para ex vicepresidenta

Un juez ordenó la prisión preventiva para Roxana Baldetti, por su papel en el escándalo de defraudación fiscal en las aduanas, mientras nuevas protestas exsigen la renuncia del presidente de ...
Una manifestación de trabajadores de la educación en Guatemala no se olvidó de la actual coyuntura política
Una manifestación de trabajadores de la educación en Guatemala no se olvidó de la actual coyuntura política (AFP)

Ciudad de Guatemala

El presidente de Guatemala, Otto Pérez, sufrió hoy un nuevo golpe en la crisis que acosa a su gobierno cuando un juez ordenó prisión preventiva para su ex vicepresidenta Roxana Baldetti, quien fuera su mano derecha, por su papel en un escándalo de defraudación fiscal.

Entre tanto, nuevas protestas recorrieron las calles del país para exigir la renuncia del presidente, acorralado por la justicia luego de que la Fiscalía y una comisión de la ONU contra la impunidad lo señaló como cabecilla de la red de corrupción.

Por otro lado, una veintena de funcionarios, incluidos seis de los catorce ministros, han abandonado el barco de Pérez, un general retirado de 64 años, mientras que la cúpula empresarial rompió su alianza con el gobernante y exigió su renuncia.

Para Jorge Santos, director del Centro Internacional de Investigaciones de Derechos Humanos (CIIDH), el abandono de gran parte de su círculo más cercano "deja en total soledad al presidente, quien sin lugar a dudas ya no ejerce más que de manera formal el papel de presidente de la República".

Para complicar la situación del mandatario, el pleno de la Corte Suprema de Justicia de Guatemala (CSJ) por unanimidad avaló un pedido de la Fiscalía para que el Congreso le levante la inmunidad a Pérez y pueda enfrentar cargos de corrupción.

"Si el presidente no renuncia estaría sentando un precedente nefasto para la historia del país", pues querría decir que "quien ejerce el poder puede cometer hechos delictivos sin tener siquiera una sanción de carácter moral que le retire del poder", dijo Jorge Santos a la AFP.

El mandatario fue señalado el pasado viernes como cabecilla, junto a Baldetti, de una red de defraudación aduanera denominada La Línea, y ese mismo día la Fiscalía pidió iniciar el proceso de despojarlo de la inmunidad y enjuiciarlo.

Pérez descartó el domingo renunciar pese a la presión popular, y dijo que permanecerá en el poder hasta el fin de su mandato, el 14 de enero de 2016. Las elecciones generales de Guatemala se celebrarán el domingo 6 de septiembre pero el presidente no asume su cargo hasta principios de año.

Baldetti a prisión común

La ex vicepresidenta recibió hoy un duro revés cuando un juez ordenó su prisión preventiva en una cárcel común, al considerar que existen pruebas de su posible participación en el esquema de fraude fiscal.

El juez Miguel Ángel Gálvez explicó que la decisión se debe a la posibilidad de obstaculización a la justicia y peligro de fuga, pues Baldetti tiene también ciudadanía italiana y se "podría sustraer de la investigación del Ministerio Público (Fiscalía)".

Gálvez ordenó recluir a la ex vicepresidenta en la cárcel común de Santa Teresa, en la periferia norte de la capital, y no en el cuartel militar Matamoros, donde se hallaba preliminarmente.

Sin embargo, aclaró que el encarcelamiento en Santa Teresa no será inmediato, pues emplazó al Sistema Penitenciario para que en tres días habilite los espacios necesarios para garantizar la vida de la ex funcionaria. Mario Cano, abogado de Baldetti, responsabilizó al juez de lo que pueda ocurrir a la ex vicepresidenta en esa prisión porque "ella no es una persona común".

La Fiscalía tiene tres meses para argumentar la acusación y presentar las pruebas ante otro juzgado, el cual determinará si Baldetti enfrentará un juicio oral y público por los delitos que se le imputan. Según la investigación, los posibles delitos en que incurrió la ex funcionaria son asociación ilícita, cohecho pasivo y defraudación aduanera.

Baldetti rompió hoy su silencio tras ser enviada a prisión preventiva y aseguró que no cree que el presidente Pérez Molina esté implicado en la red de corrupción "La Línea". Luego de concluir la audiencia en el Juzgado B de Mayor Riesgo que duró tres días, Baldetti dijo a los periodistas que no le importa ir a la cárcel Santa Teresa, situada en la periferia norte de la capital.

"Hay que escuchar bien al juez (Miguel Ángel Gálvez) para entender el proceso (...) Yo estoy dispuesta a que haya un estado de derecho en Guatemala", agregó la ex alta funcionaria, quien renunció al cargo en mayo pasado. Baldetti dijo que no cree que el presidente esté implicado en la red de corrupción descubierta en las aduanas y también aseguró que no se siente traicionada por el mandatario.

Desde la sede de los tribunales y una vez concluida la audiencia, Baldetti fue trasladada a la cárcel militar Matamoros. En ese sitio esperará tres días, mientras el Sistema Penitenciario adecúa un espacio en la cárcel de Santa Teresa, donde esperará su juicio por los delitos de asociación ilícita, caso especial de defraudación aduanera y cohecho pasivo.

La fecha programada por Gálvez para determinar si habrá juicio contra la ex vicepresidenta es el 8 de diciembre.

Jura nuevo ministro

Pérez Molina juramentó hoy a un nuevo ministro en una ceremonia privada de la cual no hubo convocatoria oficial, en otro acto en el que evitó a la prensa luego de que el pasado viernes fuera señalado de liderar la red de corrupción aduanera conocida como "La Línea".

El abogado Ricardo Sagastume fue nombrado hoy nuevo ministro de Economía, en sustitución de Sergio de la Torre, quien había presentado su renuncia el pasado sábado, "decepcionado" por los últimos hechos de corrupción que salpican al mandatario guatemalteco.

Después de que el pasado viernes el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) solicitaran un antejuicio contra el mandatario por liderar, junto con su ex vicepresidenta Roxana Baldetti, la red de corrupción "La Línea", cinco ministros renunciaron en tres días.

Este nombramiento se une a los dos de ayer martes, cuando tomaron posesión Eligio Sic, Pablo Werner Ramírez y Acisclo Valladares Urruela, como ministro de Educación, Salud y comisionado presidencial para la competitividad, respectivamente.

El pasado lunes también presentaron su dimisión el titular de Finanzas, Dorval Carías, y el de Comunicaciones, Víctor Corado; junto con los viceministros de Finanzas, Edwin Martínez, encargado del área presupuestaria, y Saúl Figueroa, responsable del área fiscal; y Ekaterina Parrilla, de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia.

La Presidencia no confirmó si estas renuncias, junto con la de la Comisionada para la Reforma Policial, Adela Camacho de Torrebiarte, fueron o no aceptadas. La Corte Suprema de Justicia (CSJ) dio trámite ayer martes al antejuicio contra el mandatario, mientras los internautas critican en redes sociales al presidente, quien en un mensaje pregrabado emitido el domingo aseguró que iba a "dar la cara", pero no ha vuelto a tener actividad pública.

Fuentes de la Presidencia, cuestionadas por la ausencia de agenda del mandatario, aseguraron que, hasta el momento, no tienen conocimiento de actividades públicas y que está "el equipo de la secretaría atento para informar" a los medios de comunicación.

Las protestas para exigir la renuncia de Pérez Molina continuaron hoy cuando al menos ocho tramos de carreteras fueron bloqueadas mientras en la capital se realizaron marchas y el Ministerio de Finanzas fue ocupado por trabajadores.

Un grupo del sindicato de empleados de esa cartera ocupó el edificio en el centro de la capital para exigir a las autoridades judiciales que investiguen a funcionarios implicados en actos de corrupción. Paralelo a esa medida de presión, miles de profesores marcharon en la capital para exigir reformas sociales ante la crisis política en el país.

Los maestros caminaron por varias calles del centro histórico para demandar a las autoridades, principalmente al Congreso, el impulso de cambios políticos "que refunden al Estado de Guatemala", explicó durante la protesta el dirigente magisterial Joviel Acevedo.

Universidad organiza marcha

De otra parte, la estatal Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC) y más de una docena de organizaciones sociales convocan una multitudinaria marcha mañana para exigir la renuncia del presidente del país, Otto Pérez Molina, acusado desde el pasado viernes de dirigir una red de corrupción en las aduanas.

La manifestación fue anunciada el pasado domingo por el Consejo Superior Universitario de la USAC con el objeto de "demandar la inmediata renuncia" de Pérez Molina y su "puesta a disposición" de la Justicia de la nación centroamericana, según detallaron los organizadores en un comunicado de prensa.

La marcha, de carácter "pacífica", será secundada por las universidades privadas Rafael Landívar y Del Valle, además de organizaciones sociales y civiles de diversa índole. Los estudiantes de las tres universidades, que aglutinan a más de 200 mil alumnos, marcharán desde sus respectivas sedes hasta la Plaza de la Constitución, en el centro de la Ciudad de Guatemala, donde exigirán la renuncia del mandatario.

La USAC explicó que la convocatoria de la marcha obedece a "la crisis institucional, la falta de voluntad política y el agravamiento de las condiciones de gobernabilidad del país", según su declaración pública.

"En el actual momento de crisis político-institucional debe prevalecer la cordura, el civismo y la voluntad política de todos los actores nacionales de aportar una solución a la misma", aseveró el Consejo Superior del centro de estudios estatales.

Al menos tres colegios privados también han cancelado sus clases por la misma causa, y aunque otras organizaciones han convocado a un paro general, el mismo no ha sido ratificado a nivel nacional.

La unión de los estudiantes universitarios en el ámbito público y privado es un hecho sin precedentes en las últimas dos décadas del país centroamericano. El movimiento nació después de que las autoridades destaparan el escándalo el pasado 16 de abril en sus mandos medios.