Nuevas víctimas se suman al diálogo por la paz en Colombia

Mientras el gobierno criticó a la guerrilla, que según un alto mando militar ha perdido 26% de su capacidad operativa en dos años y medio, por descalificar a algunas víctimas, los insurgentes ...
El jefe de la delegación del gobierno colombiano, Humberto de la Calle, lee una declaración hoy en el Palacio de Convenciones de La Habana
El jefe de la delegación del gobierno colombiano, Humberto de la Calle, lee una declaración hoy en el Palacio de Convenciones de La Habana (AFP)

La Habana

El segundo grupo de víctimas de más de medio siglo de conflicto armado en Colombia desembarcó en La Habana para aportar  sus vivencias desde este miércoles a las negociaciones de paz que llevan a cabo en la isla el gobierno del país suramericano y las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La llegada coincidió con una nueva crítica oficial a las guerrillas por la “descalificación de la condición de víctimas de algunas personas” y un llamamiento de los insurgentes a “quienes se sientan enemigos” de las negociaciones, incluidos representantes del gobierno de Estados Unidos, a viajar a Cuba “para ponernos de acuerdo sobre el destino” de Colombia.

El nuevo grupo de víctimas, seleccionado por la oficina de la ONU en Bogotá, la Universidad Nacional y la Iglesia católica, incluye a 9 mujeres y en sus vivencias se resumen delitos de asesinato, secuestro, desalojo, mutilación por minas y abuso sexual. El número de víctimas en ese país se estimaba hasta agosto pasado en cerca de seis millones.

Entre los recién llegados figuran Marisol Garzón, hermana del periodista y humorista Jaime Garzón, quien se caracterizó por satirizar a personajes políticos y del narcotráfico hasta que fue asesinado en 1999 por paramilitares y militares colombianos “corruptos”, según las investigaciones del caso.

También, Consuelo González, quien permaneció secuestrada siete años por las FARC. En ese contexto, el negociador del gobierno, Humberto de la Calle, lamentó la renuncia de la congresista Clara Rojas  -fue rehén de la FARC durante 6 años-  a la Comisión de Paz del Congreso, luego de ser atacada en una web de las guerrillas.

Asimismo llamó a que “las víctimas no sean revictimizadas” como ocurrió, dijo, “con Ángela Giraldo, hermana del asesinado diputado Javier Giraldo, quien fue ofendida en su dignidad” a su regreso al país. Giraldo participó en el primer grupo de víctimas que se traslado a La Habana en agosto. Paralelamente los negociadores han recibido  más de seis mil propuestas de otras víctimas.

Por su parte, Iván Márquez, jefe del equipo de negociadores de las FARC, hizo un sorpresivo llamado a los “enemigos” de las negociaciones para que viajen a La Habana a fin de “ponernos de acuerdo sobre el destino” del país suramericano.

De otra parte, un alto rango militar afirmó hoy que las FARC han perdido 26% de su capacidad operativa en dos años y medio. "La guerrilla de las FARC ha perdido el 26% de su accionar armado y atraviesa por una de sus crisis militares y económicas más duras de los últimos años", dijo el general Juan Carlos Salazar, subjefe del Estado Mayor Conjunto tras una reunión con autoridades estadunidenses que cooperan con Colombia en materia de seguridad para evaluar los resultados del plan "Espada de Honor 2", iniciado hace dos años y medio.

Las FARC, la principal guerrilla del país, con entre siete y ocho mil combatientes, negocian desde noviembre de 2012 en Cuba un fin al conflicto armado con el gobierno, que se extiende desde hace 50 años, en el que han participado también otras guerrillas de izquierda, paramilitares de derecha, bandas criminales y agentes del Estado y que ha dejado unos 220 mil muertos, según cifras oficiales.

Según el Ministerio de Defensa, bajo esta estrategia, que tiene como objetivo combatir al grupo rebelde, prevenir el reclutamiento forzado y promover la desmovilización de los grupos armados ilegales, las fuerzas militares han logrado implantarse en 1,103 municipios, en los cuales antes había presencia guerrillera.

"Si Colombia hoy puede hablar de mayor crecimiento económico y prosperidad es gracias a estos resultados en materia de seguridad", afirmó por su parte Diana Quintero, viceministra de Defensa. En Colombia, el gasto militar alcanzó 3.3% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2012, equivalente a unos 12,177 millones de dólares.