Nueva York vota en primarias clave con Clinton y Trump como favoritos

Neoyorquinos votaron hoy en las primarias demócratas y republicanas, en las que el magnate Donald Trump es el claro favorito y Bernie Sanders, ya de campaña en Pensilvania, espera dar una sorpresa.
Una mujer sale de un centro de votación en las elecciones primarias de hoy del estado de Nueva York, en Nueva York
Una mujer sale de un centro de votación en las elecciones primarias de hoy del estado de Nueva York, en Nueva York (EFE)

Nueva York

Los neoyorquinos votaban hoy en unas primarias clave para los candidatos presidenciales de Estados Unidos, con la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump como favoritos ante rivales urgidos de mantenerse con vida en la carrera hacia la Casa Blanca.

Los centros de votación abrieron a las 06:00 hora local (10:00 hora GMT) y cerrarán a las 21:00 horas (01:00 hora GMT del miércoles) para los 5.8 millones de electores demócratas y 2.7 millones de republicanos inscritos en estas primarias "cerradas", en las que los independientes no pueden participar.

Clinton tiene una ventaja de 53.5% contra 41% sobre su rival Bernie Sanders, según el promedio de los sondeos difundidos realizado por RealClearPolitics. La misma medición otorga 52.6% a Trump contra 22.9% al gobernador de Ohio, John Kasich, y 17.9% al senador ultraconservador de Texas, Ted Cruz.

Casi dos tercios de los electores republicanos (64%) en el estado declararon que preferían un candidato que no perteneciese al establishment, según una encuesta de CNN a pie de urna que reforzaría a Trump.

El estado de Nueva York es el que más delegados atribuye después de California (oeste), cuyas primarias tendrán lugar en junio. En la primaria demócrata hay 291 delegados en juego, y 95 entre los republicanos.

Clinton, ex secretaria de Estado y ex senadora de Nueva York durante ocho años (2001-2009), confía en asestar un golpe de autoridad que la encamine definitivamente a la nominación demócrata. "Me siento muy bien, adoro Nueva York", dijo la ex primera dama de 68 años tras votar por la mañana en Chappaqua, al norte de la Gran Manzana.

"Estoy emocionada no sólo por hacer campaña en Nueva York, sino también por poder votar aquí", afirmó Clinton en declaraciones a los periodistas al emitir su sufragio en una escuela de Chappaqua.

El matrimonio Clinton está registrado allí, en el condado de Westchester, porque en esa localidad tienen su residencia y vivieron durante dieciséis años. Hillary Clinton fue senadora por el estado de Nueva York entre 2001 y 2009.

De su lado, el magnate republicano Donald Trump votó cerca de la lujosa torre que lleva su nombre y en la que vive en Manhattan. "Vamos a devolver a Estados Unidos su grandeza", declaró, reiterando el lema de su campaña.

Si los sondeos anuncian que Trump aplastará a sus rivales, del lado demócrata, Sanders, senador de Vermont (noreste), espera obtener un buen resultado, que podría ser incluso una derrota digna, para mantener vivas sus esperanzas. De 74 años y oriundo de Brooklyn (sudeste de Nueva York), Sanders ya ha elegido sin embargo hacer campaña el martes por la noche en el vecino estado de Pensilvania.

Sondeos y delegados

"Voté por Hillary Clinton porque es la más calificada. Me gusta Bernie Sanders, adoro su energía y su pasión, y algunas de sus ideas, pero no estoy seguro de que pueda afrontar nuestra realidad política", indicó Carlos Ríos, un responsable de recursos humanos, al salir de un centro de votación en Chelsea, Manhattan.

En cambio, David Fields, un afroestadounidense que trabaja en publicidad, votó por el senador autodenominado "socialista democrático". "Necesitamos un cambio. Me gusta su discurso, es sincero", aseguró a la AFP. Tres horas antes del cierre del escrutinio, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, informó de "numerosos errores" en las listas electorales en Brooklyn.

A nivel nacional, Clinton está cabeza a cabeza con Sanders, con 50% contra 48% de intenciones de voto, según un nuevo sondeo. Pero debido al sistema electoral estadunidense de primarias por estado, Clinton aventaja a Sanders con 1,790 delegados contra 1,113. Se requieren 2,383 delegados para obtener la nominación en la convención demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre.

Del lado republicano, Trump, de 69 años y que hizo su fortuna sobre todo en el sector inmobiliario en la Gran Manzana, cuenta con algo menos de 750 delegados, unos 200 más que Cruz. En el Partido Republicano se requiere llegar a 1,237 delegados para asegurarse la nominación en la convención de julio, por lo que Trump está aún lejos de ese número mágico.

Trump, nacido en el distrito de Queens, también votó en Nueva York. Lo hizo en un centro de votación situado en una sinagoga próxima a la Torre Trump, en el centro de la isla de Manhattan, donde acudió en medio de vítores de sus seguidores.

"Ha sido algo genial", afirmó el magnate del sector hotelero e inmobiliario, claro favorito en Nueva York en las elecciones primarias del estado.

En caso de que ningún candidato obtenga la mayoría de delegados requerida, la convención quedará abierta y no se vería obligada a nominar a Trump. El polémico multimillonario, que ha puesto patas para arriba la carrera a la Casa Blanca con su campaña agresiva, acusa a su partido de querer bloquear su nominación y denuncia reglas "trucadas" en la atribución de delegados, que no siempre se corresponde con el voto de los electores.

Sin embargo, luego de su clara derrota en Wisconsin el pasado 5 de abril a manos de Cruz, Trump ha moderado un poco sus declaraciones rimbombantes y ha reorganizado su equipo de campaña, pensando justamente en la convención de julio.