Nueva noche de calma en Gaza hace albergar esperanzas de solución

Unas diez mil personas exigieron en Tel Aviv el fin de las hostilidades mientras el Wall Street Journal informaba que el gobierno de Netanyahu habría recibido armas de EU sin aprobación de la Casa ...
Miles de israelíes se reunieron el jueves en Tel Aviv para llamar al gobierno y el ejército a acabar con los lanzamientos de cohetes desde Gaza
Miles de israelíes se reunieron el jueves en Tel Aviv para llamar al gobierno y el ejército a acabar con los lanzamientos de cohetes desde Gaza (AFP)

Gaza

La tregua se mantenía este viernes de madrugada entre Israel y Hamas, que controla Gaza, al día siguiente de una jornada calma marcada por una concentración en Tel Aviv en la que unas diez mil personas exigieron una solución al conflicto.

A pesar de los temores de que el alto al fuego que se respetaba desde el lunes se hiciera añicos, las armas se silenciaron nuevamente el jueves en la Franja de Gaza, donde la vida pareció recuperar toda su normalidad posible en las circunstancias actuales. No obstante, algunos de sus habitantes manifestaban su escepticismo ante los sobresaltos de las negociaciones y la sucesión de treguas efímeras.

"Este alto el fuego es absurdo. Queremos estabilidad aquí (...) mi casa está destruida, nuestras vidas están destruidas", se lamentaba Mohamed Ibrahim en el barrio de Shejaiya, en el este de la ciudad de Gaza. Por su parte, el Wall Street Journal informó el jueves que Israel habría recibido armas del Pentágono en julio sin la aprobación de la Casa Blanca y el departamento de Estado.

La administración del presidente Barack Obama fue tomada desprevenida cuando intentaba frenar la campaña militar israelí en el enclave palestino, por lo que reforzará los controles sobre la entrega de armas a Israel, según el diario, que cita a responsables estadunidenses e israelíes.

Al menos diez mil personas se manifestaron en Tel Aviv, según la policía, para exigir al gobierno una solución duradera al conflicto con Hamas. "Como los habitantes de Gaza y de Rafah, exigimos la paz, la tranquilidad, el derecho a vivir en nuestras casas", declaró Alon Schuster, presidente del consejo regional de Shaar HaNeguev.

Entre la muchedumbre, se podía ver pancartas que instaban a lograr la paz con los palestinos, así como otras que reclamaban "Ocupar Gaza ahora".

"No jugar con las palabras"

Aunque las conversaciones se prolongaron en El Cairo, donde la delegación palestina regresará el sábado por la noche, el ejército israelí se muestra preparado ante cualquier eventualidad. Israel reclama la desmilitarización de Gaza. Egipto, cuyas relaciones con Hamas son tensas, intenta conseguir de ambos bandos un compromiso para poner fin al conflicto en su frontera.

La delegación palestina, compuesta por miembros de Hamas, de su aliado de la Yihad Islámica y de la Autoridad Palestina, exige "un levantamiento definitivo y permanente del bloqueo" impuesto hace siete años a la Franja de Gaza y una salida al mar desde este superpoblado enclave palestino de 362 km2, recordó Jalil al Haya, un dirigente de Hamas.

Haya dijo que todavía habían "esperanzas reales de llegar a un acuerdo", si bien precisó que para ello los israelíes "debían dejar de jugar con las palabras". En varias ocasiones, los palestinos afirmaron que las negociaciones fracasaron a causa de una reformulación de última hora por parte de los israelíes.

El nuevo alto el fuego de cinco días se acordó el miércoles por la noche tras discusiones indirectas en El Cairo, a través de mediadores egipcios. Las dos partes se han dado hasta el martes a las 00:01 horas para negociar. El consejo de seguridad del gobierno israelí se reunió el jueves por la noche en Tel Aviv para decidir la continuación de sus operaciones y de las negociaciones. La reunión, de la que no se filtró nada, continuará el viernes, según los medios israelíes.

Las dos partes podrían buscar un acuerdo que confiaría a la Autoridad Palestina, reconciliada hace poco con Hamas, la responsabilidad de futuras negociaciones y de las fronteras de Gaza. Los mediadores egipcios proponen posponer un mes las conversaciones sobre la construcción de un puerto y de un aeropuerto en Gaza, una vez se acuerde un alto el fuego permanente, según un documento consultado por la AFP.

Se pospondrían igualmente las negociaciones sobre la entrega de los cuerpos de dos soldados israelíes, a cambio de la liberación de prisioneros palestinos, según este documento. El Cairo propone también que la zona de seguridad a lo largo de la frontera entre Gaza e Israel sea reducida gradualmente y puesta bajo supervisión de la Autoridad palestina.

En cuanto al levantamiento del bloqueo, el documento egipcio es poco preciso. Indica únicamente que se abrirían puntos de paso en virtud de acuerdos entre Israel y la Autoridad palestina. Más de 1,950 palestinos -en su gran mayoría civiles- han muerto desde que Israel lanzó el 8 de julio su operación "Barrera Protectora". El conflicto también se ha cobrado la vida de 67 personas -64 militares y tres civiles- del lado israelí.