Noriega dice que nadie sabe por qué ocurrió la invasión de EU

El ex dictador panameño, preso en su país por la desaparición de opositores a su gobierno, pidió investigar la intervención estadunidense de 1989 para no tener "una república sin memoria".
El general Manuel Antonio Noriega, en una foto de cuando era presidente de Panamá
El general Manuel Antonio Noriega, en una foto de cuando era presidente de Panamá (AP)

Ciudad de Panamá

El ex dictador panameño Manuel Antonio Noriega, preso por desaparición de opositores, aseguró hoy que nadie sabe por qué Estados Unidos invadió su país en 1989 para capturarlo, por lo que pidió investigar los hechos para no tener "una república sin memoria".

"Nadie sabe la verdad ni por qué pasó", ya que en el cuarto de siglo que siguió a la intervención militar "han hablado y han opinado los que hicieron la invasión", asegura un audio presentado por el canal privado panameño Nex TV como la voz de Noriega.

Según el ex dictador, sobre las nuevas generaciones ha caído "la Edad Media" y el "oscurantismo" debido al desconocimiento de los hechos ocurridos a finales de los años ochenta.

"Es necesario que exista una orientación académica en las (nuevas) generaciones porque si no nos están creando una república sin memoria. Ya nadie sabe lo que pasó y cada uno cuenta la historia como le da la gana", aseguró.

La madrugada del 20 de diciembre de 1989 tropas de Estados Unidos invadieron Panamá para derrocar a Noriega. Esa intervención produjo, según datos oficiales, cerca de medio centenar de muertos, aunque organismos de derechos humanos elevan la cifra a varios miles.

Tras permanecer unos días en la Nunciatura, Noriega terminó entregándose, vestido con uniforme militar, el 3 de enero de 1990, a las tropas estadunidenses. Desde entonces ha estado preso en Estados Unidos, Francia y Panamá por narcotráfico, blanqueo de capitales y desaparición de opositores.

"Pensando en frío creo que se debiese constituir un buró, un comité de buenos historiadores y patriotas" para que investiguen los hechos y "tener complementos que sean los que unifiquen la calidad de la información a las generaciones", dijo.

En la grabación, Noriega asegura que lo ocurrido en Panamá no fue una invasión sino un asalto, porque ya el país "estaba invadido" por catorce bases militares. Por tanto, "no se necesitaba un soldado más para la toma de Panamá (porque) el Atlántico y el Pacífico eran tierra ocupada", aseguró.

Desde 2011, cuando fue extraditado por Francia a Panamá, Noriega cumple, en la cárcel El Renacer, a orillas del canal de Panamá, varias condenas por la desaparición de opositores durante su régimen (1983-1989).

En total purga penas por 60 años por la desaparición del opositor Hugo Spadafora y por la llamada masacre de Albrook, en la que el militar Moisés Giroldi y otros oficiales murieron tras sublevarse contra su gobierno.

A sus 80 años el ex dictador ha sufrido derrames cerebrales, cáncer de próstata y padece una depresión. Sus abogados y familiares han pedido sin éxito que cumpla prisión domiciliaria. Según Noriega, durante la invasión Estados Unidos utilizó más de 300 aeronaves y armamento que fue probado "por primera vez en combate en Panamá".