Norcorea expulsa a estadunidense encarcelado de 85 años

Merrill Newman, un californiano veterano de la guerra de Corea (1950-1953) que visitó el país asiático como turista, fue deportado por "razones humanitarias" mientras Washington exhorta a ...
Merrill Newman, durante la lectura de su confesión de los crímenes como turista y en la guerra de Corea
Merrill Newman, durante la lectura de su confesión de los crímenes como turista y en la guerra de Corea (AFP )

Seúl

Las autoridades norcoreanas anunciaron este sábado que han deportado al estadunidense veterano de la Guerra de Corea (1950-1953) detenido en el país desde octubre por "actos hostiles" al país comunista. Merrill Newman, un californiano de 85 años que visitó el país como turista, ha sido deportado por "razones humanitarias", dijo la agencia oficial norcoreana KCNA, que tomó esta decisión tras su "sincero arrepentimiento" así como por razones de edad y salud.

Estados Unidos saludó la liberación y exhortó a las autoridades norcoreanas a que hagan lo mismo con otro de sus ciudadanos detenidos. "Estamos complacidos de que Merrill Newman haya podido partir de Corea del Norte y reunirse con su familia", afirmó la vocera adjunta del Departamento de Estado Marie Harf en un comunicado. Newman, que sufre problemas cardíacos, fue sacado del avión el mes pasado cuando se disponía a abandonar Pyongyang al término de una visita turística. Su familia aseguró que fue detenido el 26 de octubre minutos antes de que abandonara la capital norcoreana.

La liberación coincide con la visita del presidente estadunidense Joe Biden a Corea del Sur, la última etapa de una gira por Asia que le ha llevado a China y a Japón. La semana pasada, las autoridades norcoreanas reconocieron oficialmente que habían retenido a Newman por "actos hostiles" después de que entró en el país "bajo el disfraz de turista". Corea del Norte lo acusó de cometer crímenes tanto como turista como durante su participación en la Guerra de Corea.

Asimismo, alegó que Newman preparó actividades de espionaje y subversivas durante la guerra y estuvo implicado en la muerte de soldados y civiles inocentes norcoreanos. Newsman, un directivo financiero retirado que estuvo en Corea del Norte durante la guerra, emitió un video en el que pedía disculpas y confesaba sus crímenes que fue divulgado por la prensa oficial. Por su parte, Washington también exhortó a Pyongyang a repetir el gesto con otro de sus ciudadanos todavía en su poder, Kenneth Bae.

El operador turístico de 45 años fue condenado a quince años de prisión por haber intentado "derrocar" al régimen. "Pedimos nuevamente a Corea del Norte que perdone y otorgue a Bae una amnistía especial y lo libere inmediatamente como un gesto humanitario, para que él también pueda regresar con su familia", afirmó Harf.