Nombres y Caras: Ségolène Royal, política francesa

La ex candidata presidencial socialista y ex pareja del actual presidente, François Hollande, regresa a sus 59 años de edad al primer plano de la política francesa como ministra de Ecología.
La nueva ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, llega a la sede del Ministerio en París
La nueva ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, llega a la sede del Ministerio en París, (EFE)

París

La ex pareja del presidente François Hollande, Ségolène Royal, de 59 años de edad, vuelve al primer plano del escenario político francés al asumir la cartera de Ecología, Desarrollo Sostenible y Energía. El nombramiento en el gobierno de una ex compañera sentimental de un presidente es un hecho inédito en Francia. Royal es la madre de los cuatro hijos de Hollande y pasa a ser número tres del gobierno.

El regreso al gobierno de la ex candidata a la elección presidencial en 2007, que no se privó de criticar a Hollande en los inicios de su mandato, podría tornar difícil la gestión política del presidente. Esta vuelta al gobierno fue facilitada por la ruptura, a principios de año, de la relación de Hollande con la periodista Valérie Trierweiler, dado que las dos mujeres no ocultaron nunca su antipatía.

"Yo sé que vendrá el momento de la rehabilitación". "Pararme es impensable. Tengo treinta años de vida política y esta es mi pasión", declaró Royal poco después de ser derrotada en las elecciones legislativas de 2012. Royal dedicó totalmente los últimos dos años a su cargo de presidenta de la región Poitou-Charentes. En privado, sus allegados abogaban por que ella "recupere el rango nacional que le corresponde".

Alejada del aparato político del Partido Socialista, no vaciló en criticar en los últimos dos años al equipo del primer ministro Jean-Marc Ayrault, evocando el tiempo "perdido" de un gobierno que "hubiera debido avanzar más rápidamente" y fustigando las posiciones divergentes de los ministros sobre diversos temas de índole social.

La travesía del desierto política de Royal empezó con su derrota en la presidencial de 2007, ganada por Nicolas Sarkozy. En 2011, fue competidora de Hollande en la primaria socialista organizada en la perspectiva de la presidencial de 2012 y volvió a sufrir un rotundo revés, obteniendo sólo el 7% de los votos. Pero se tragó la amargura y dio tres días después su respaldo al ahora presidente.

Y es que Ségolène Royal sabe "curar sus heridas y volver a empezar", una fórmula que ella misma evoca en su último libro, Cette belle idée du courage (Esa bella idea de la valentía), publicado en mayo de 2013. Habituada a los golpes de la vida política, "Ségolène", como la llaman simplemente los franceses, trastocó los códigos socialistas atípicas de los mismos --patriotismo, valor trabajo, seguridad, nación--, muchas de las cuales fueron adoptadas por su partido.

Royal es considerada valiente e intrépida por sus admiradores, en tanto sus detractores la califican de exaltada, e incluso de "iluminada". Hija de un oficial del ejército y nacida en una familia católica, Royal se adhirió al Partido Socialista en 1978. Estudió en la prestigiosa Escuela Nacional de Administración, que forma a las élites francesas. Hollande era miembro de la misma promoción que ella. Fue diputada de 1988 a 2007 y tres veces ministra en gobiernos del ex presidente François Mitterrand, concretamente las carteras de Medio Ambiente, Enseñanza primaria y Familia, Infancia y Personas Minusválidas.

Vuelve ahora a ocupar el ministerio de Ecología, ampliado al Desarrollo Sostenible y a la Energía, en momentos en que los ecologistas rehusaron integrar el gabinete del primer ministro Manuel Valls por considerarlo demasiado social-liberal. Desde 2013, ocupaba asimismo el cargo de vicepresidente del Consejo de administración del Banco Público de Inversiones. Es también vicepresidenta de la Internacional Socialista.