Nombres y Caras: Salvador Sánchez Cerén, presidente de El Salvador

El presidente centroamericano es otro ex guerrillero que ha conseguido llegar al poder en un país de Latinoamérica, habiendo sido firmante de los acuerdos de paz en México en 1992.
Salvador Sánchez Cerén, en un acto electoral durante la pasada campaña presidencial en El Salvador
Salvador Sánchez Cerén, en un acto electoral durante la pasada campaña presidencial en El Salvador (EFE)

San Salvador

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, que gobierna desde el pasado junio tras imponerse en las elecciones del país centroamericano como candidato del izquierdista FMLN, es un ex comandante guerrillero que ha logrado llegar al poder por la fuerza de los votos y no de las armas.

Sánchez Cerén forma parte del club de ex guerrilleros que gobiernan en América Latina, como José Mujica (Uruguay), Dilma Rousseff (Brasil) o Daniel Ortega (Nicaragua).

Sánchez Cerén, de 69 años, se impuso en segunda ronda a Norman Quijano, de la opositora y derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), que ocupó el poder durante 20 años consecutivos (1989-2009). Al asumir, se impuso como tarea principal “continuar los cambios" que impulsó el Gobierno de Mauricio Funes, que en 2009 sacó del poder a ARENA.

El presidente de El Salvador nació el 18 de junio de 1944 en la ciudad de Quezaltepeque, departamento de La Libertad (centro), en el seno de una familia humilde y numerosa. Es el noveno de doce hermanos del matrimonio entre un carpintero y una vendedora de mercado.

Sánchez Cerén se graduó como maestro de Educación Primaria en la Escuela Normal Alberto Masferrer cuando tenía 19 años y luego se incorporó a la Asociación Nacional de Educadores Salvadoreños (ANDES 21 de Junio), organización mediante la cual luchó por una mejor educación y prestaciones para los profesores.

En 1968, se casó con Margarita Villalta, con quien tienen cuatro hijos. Sánchez Cerén ingresó en la década de 1970 a las Fuerzas Populares de Liberación (FPL), una de las cinco estructuras que dieron vida al FMLN.

En el FPL llegó a ser su máximo líder en 1983, bajo el seudónimo de "Comandante Leonel González”. Durante la guerra civil fue miembro de la cúpula de comandantes del FMLN y posteriormente, en tiempos de paz, coordinador general del mismo.

Fue uno de los firmantes, en 1992 en México, de los Acuerdos de Paz que pusieron fin a los doce años de conflicto interno del país que dejaron unos 75 mil muertos, ocho mil heridos y doce mil desaparecidos, según los datos oficiales.

Colaboradores cercanos de Sánchez Cerén durante su época de combatiente consideran que tuvo un papel fundamental para que la insurgencia abrazara la idea del fin de la guerra por la vía negociada, ya que las FPL se convirtieron en la más grande de las cinco organizaciones que integraron el FMLN.

Tras el fin del conflicto armado, Sánchez Cerén se desempeñó en varios períodos como diputado del Parlamento salvadoreño, desde el año 2000, hasta que en 2009 fue electo vicepresidente del país al ser compañero de fórmula de Mauricio Funes, periodista independiente que se postuló como candidato del FMLN.

Desde 2009, compaginó sus funciones de vicepresidente con el cargo de ministro de Educación ad honorem, desarrollando un ambicioso programa de erradicación del analfabetismo en municipios pobres e impulsando la entrega de “paquetes escolares” a alumnos de escuelas públicas.

La buena evaluación de estos proyectos le dio el aval a su candidatura presidencial, anunciada por el FMLN en junio de 2012, dejando su cargo en el ministerio en junio de 2013 para dedicarse a la campaña electoral.

Cuando se oficializó su candidatura las encuestas daban números desalentadores a Sánchez Cerén, pero en base a una búsqueda de alianzas con sectores externos al FMLN, el electorado se volcó a su favor.