Nombres y Caras: Jalal Talabani, presidente de Irak

El mandatario iraquí regresó este sábado a su país tras año y medio en el extranjero debido a una enfermedad, es un político veterano y un hábil negociador, curtido en la lucha por los derechos de ...
El presidente de Irak, Jalal Talabani, durante una visita a París
El presidente de Irak, Jalal Talabani, durante una visita a París (Reuters)

Suleimaniya

El presidente iraquí Jalal Talabani, quien regresó este sábado a su país tras año y medio en el extranjero por enfermedad, es un veterano político y un negociador hábil, curtido en la lucha por la causa kurda. Después de 18 meses de ausencia, el líder kurdo, de 80 años, regresó a un país sumido en el caos y confrontado a una ofensiva de insurgentes sunitas que se apoderaron de extensos territorios en el norte y el oeste.

Es difícil aventurar si el regreso de Talabani - que estuvo más de año y medio en Alemania, para tratarse de un coagulo cerebal y luego en convalescencia -, tendrá un impacto en la peor crisis que vive el país desde hace años. Pero su experiencia en acercar a las diferentes comunidades podría ayudar a atenuar las tensiones.

"Tío Jalal", con lo llaman sus simpatizantes, se ha forjado una sólida reputación de hombre de paz por haber intentado reducir las profundas divisiones entre las distintas comunidades del país, por un lado entre chiitas y sunitas y, por otro, entre árabes y kurdos. "Él es esencial, debido a su capacidad de negociar, de comprender los problemas y su habilidad para trabajar con diferentes gobiernos con intereses distintos", afirma Adnan al Mufti, un amigo suyo y miembro de la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK), el partido de Talabani.

Talabani tiene buenas relaciones con Estados Unidos y con Irán y nunca ha tenido miedo de asumir riesgos políticos y establecer alianzas poco ortodoxas. "Es un político muy inteligente, una persona muy carismática", reconoce Asos Hardi, un periodista del Kurdistán. Talabani vuelve a casa la víspera de que expire el plazo para presentar candidaturas al puesto de presidente de la República, pero es poco probable que lo haga, opinan los analistas.

El líder kurdo partió de su país hacia Alemania en diciembre de 2012, dos días después de haber sufrido un ataque cerebral. En 2008 ya fue operado del corazón en Estados Unidos y un año antes tuvo que ser evacuado a Jordania por deshidratación y agotamiento. Enemigo acérrimo del ex presidente Sadam Husein, que oprimió a los kurdos durante décadas, Talabani fue designado presidente de la república en 2005, electo en 2006 y reelecto en 2010, tras haber dedicado parte de su vida a luchar clandestinamente contra el Estado iraquí.

Talabani nació en 1933 en Kalkan, a 400 km al norte de Bagdad, y pronto entró en política por admiración por Mustafá Barzani, figura del combate nacionalista kurdo y padre del actual presidente de la región autónoma del Kurdistán iraquí, Masud Barzani. Luego se unió al Partido Democrático del Kurdistán (PDK) y luchó durante la primera gran revuelta de 1961.

Pero, tres años después, cuando Mustafá Barzani firma un acuerdo de paz con Bagdad que no menciona la autonomía del Kurdistán, Talabani entró en disidencia y se fue a Irán. En 1975 creó el UPK. En los años 1980 estalló otra revuelta, reprimida duramente por Sadam Husein.

Tras la guerra del Golfo en 1991, el ejército iraquí lanzó una ofensiva en el norte que obligó a cientos de miles de kurdos a exiliarse. La intervención extranjera y la imposición de una zona de exclusión aérea detuvo la operación y permitió a los kurdos instaurar poco a poco un gobierno autónomo.

En 1993, la rivalidad entre el UPK y el PDK, dirigido por Masud Barzani, degeneró en conflicto armado. En 1996 alcanzaron un alto el fuego y un acuerdo de paz en 1998, pero el acercamiento no se produjo hasta 2002, cuando la invasión de Irak parecía inevitable. Tras la caída de Sadam Husein en 2003, Talabani y Masud Barzani enterraron el hacha de guerra y presentaron una lista común para las elecciones de 2005.

Talabani es conocido por su sentido del humor, está casado y tiene dos hijos.