Mecanismo de reparación del ADN gana Nobel de Química

El sueco Tomas Lindahl, el estadunidense Paul Modrich y el turco Aziz Sancar ganaron el Nobel de Química por su trabajo de reparación del ADN, que puede llevar a nuevos tratamientos contra el cáncer.

Estocolmo, Suecia

El Nobel de Química fue otorgado al sueco Tomas Lindahl, al estadunidense Paul Modrich y al turco-estadunidense Aziz Sancar por su trabajo sobre el mecanismo de reparación del ADN, que puede conducir a nuevos tratamientos contra el cáncer.

Los tres fueron premiados por "haber establecido, a nivel molecular, cómo las células reparan un ADN dañado y preservan la información genética" lo que puede ayudar a "desarrollar nuevos tratamientos contra el cáncer", dijo el jurado sueco.

"Su trabajo ha proporcionado conocimiento fundamental sobre la manera en que funciona una célula viva y es, por ejemplo, utilizada para desarrollar nuevos tratamientos contra el cáncer" indicó la Academia Sueca de Ciencias.

A comienzos de los setenta, la comunidad científica creía que el ADN era una molécula extremadamente estable, pero Lindahl comprobó que no era así, lo que le llevó a descubrir una maquinaria molecular que de forma constante repara el ADN y evita su deterioro.

Sancar ha centrado sus trabajos en los sistemas de reparación por escisión de nucleótidos, un mecanismo que subsana los daños causados por las radiaciones ultravioletas.

Cuando una persona nace con un sistema de ese tipo defectuoso, desarrollará cáncer de piel si se expone a la luz solar.

Modrich, por su parte, ha demostrado cómo las células corrigen errores que ocurren cuando el ADN se replica durante la división celular; una variante hereditaria del cáncer de colon, por ejemplo, se debe a un defecto congénito en ese mecanismo.

Lindahl nació en 1938 en Estocolmo (Suecia) y se doctoró en 1967 por el Instituto Karolinska; actualmente es jefe de grupo emérito del Instituto Francis Crick de investigación biomédica en Londres y director emérito de investigación sobre el cáncer en el Laboratorio Clare Hall de Herfordshire (Reino Unido).

Sancar, nacido en 1946 en Savur (Turquía), se doctoró en 1977 por la Universidad de Texas, en Dallas y es catedrático Sarah Graham Kenan de bioquímica y biofísica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill.

Por su parte, Modrich, nacido en 1946, se doctoró en 1973 por la Universidad de Stanford y actualmente es investigador en el Insituto Médico Howard Hughes y catedrático James B. Duke de bioquímica en la Facultad de Medicina de la Universidad Duke de Durham.

Los galardonados se repartirán un premio de 8 millones de coronas suecas (954 mil dólares).

El de Química es el tercero de los premios Nobel concedidos este año, tras los galardones de Medicina y Física.