Nintendo acepta la era del 'smartphone' y abre sus juegos

En marzo la firma anunció una alianza con DeNA, empresa dedicada a títulos para móviles.
El logotipo de la marca.
El logotipo de la marca. (Toru Hanai/Reuters)

Tokio

Nintendo pronostica duplicar su utilidad de operación anual este año, ya que el grupo japonés se prepara para abrir sus juegos a los smartphones, en un cambio estratégico largamente esperado.

El fabricante de los videojuegos de Super Mario informó el jueves su primera utilidad anual desde 201 para los 12 meses hasta el 31 de marzo, y registró una ganancia de operación de 24 mil 800 millones de yenes.

Nintendo dijo que confía en aumentar a más del doble en el actual año fiscal, y pronostica una utilidad de operación de 50 mil millones de yenes (418 millones de dólares). Se espera que las ventas año con año crezcan 3.7 por ciento, para llegar a 570 mil millones de yenes, dijo Nintendo.

Sin embargo, la mejoría en los números del grupo para el periodo 2014-2015 se impulsaron principalmente por un yen más débil y una reducción en los costos de hardware, mientras que las ventas de sus consolas de videojuegos quedaron por detrás del PlayStation 4, de Sony, y del Xbox One, de Microsoft.

Nintendo pronostica que las ventas para todo el año de su consola Wii U queden casi igual, en 3 millones 400 mil unidades, mientras prevé que las ventas del dispositivo portátil de videojuegos móvil 3DS caigan 13 por ciento, para llegar a 7 millones 600 mil unidades.

En medio de las malas ventas de sus tradicionales consolas, el presidente de Nintendo, Satoru Iwata, anunció en marzo que la compañía formará una alianza con la japonesa DeNA, una empresa de juegos móviles, para desarrollar títulos para smartphones y tabletas.

El cambio estratégico, al que instaban los inversionistas desde hace mucho tiempo, se dio después de que Iwata se resistía a abrir los muy conocidos personajes y videojuegos del grupo —como Donkey Kong y Legend of Zelda— a los dispositivos móviles, y dijo que la medida podría erosionar su valor y canibalizar su operación de consolas.

Se espera que las dos compañías lancen las aplicaciones de videojuegos para dispositivos móviles a finales de año, aunque todavía ninguna da a conocer qué personajes de Nintendo saldrán. Además de los nuevos ingresos que se esperan de los juegos para smartphones, Iwata dijo que la compañía desarrolla una nueva plataforma de consola, de nombre NX.

Desde que se anunció el acuerdo, las acciones de Nintendo subieron 40 por ciento. Pero algunos analistas expresaron su escepticismo de que las dos firmas puedan crear un juego para smartphone tan popular que sea un éxito inmediato.

"Los inversionistas no están seguros de que surja un gran éxito con solo utilizar la propiedad intelectual de Nintendo. Necesitan ver que se cumplan con las proyecciones antes de que puedan tener confianza", dijo Mitsushige Akino, director de administración de fondos de Ichiyoshi Investment Management, un gestor de fondos con sede en Tokio.

Eiji Maeda, analista en Tokio de SMBC Nikko Securities, dijo que un solo juego para smartphone de Nintendo tiene el potencial de generar ventas globales de 36 mil millones de yenes al año. Goldman Sachs estima que el cambio puede contribuir con 167 mil millones de yenes a la utilidad de operación anual de Nintendo si se crean versiones para móvil de los 10 títulos más importantes de la compañía.

"Hasta que Nintendo pueda darle el relevo al siguiente hardware de videojuegos (el NX) que se tiene previsto para 2016, su negocio principal permanecerá en un terreno difícil", dijo Maeda.