Niegan que militares rusos bloqueen aeropuerto ucraniano de Sebastopol

"Ningún destacamento de la Flota del Mar Negro ha sido movilizado a la zona del Belbek (aeropuerto de Sebastopol), ni mucho menos han participado en su bloqueo", subrayó un portavoz oficial de la ...

Kiev

La Flota del Mar Negro rusa, con base en la ciudad ucraniana de Sebastopol, negó hoy que sus militares bloqueen el aeropuerto de esa ciudad en la península de Crimea, como había denunciado horas antes el ministro de Interior de Ucrania, Arsén Abákov.

"Ningún destacamento de la Flota del Mar Negro ha sido movilizado a la zona del Belbek (aeropuerto de Sebastopol), ni mucho menos han participado en su bloqueo", subrayó un portavoz oficial de la flota.

Sin embargo, sí reconoció que "a tenor de la inestabilidad en torno a los cuarteles y los lugares de residencia de los militares de la Flota del Mar Negro en Crimea, destacamentos antiterroristas de la flota han reforzado su vigilancia".

El ministro de Interior de Ucrania, Arsén Avákov, denunció hoy el bloqueo por militares rusos de los aeropuertos de Sebastopol y Simferopol, capital de Crimea, acciones que calificó de "invasión militar y ocupación".

"Dentro del aeropuerto (de Sebastopol) hay militares y guardias de fronteras de Ucrania. Pero fuera, militares con uniforme de camuflaje y armados, sin distintivos, pero que no ocultan su pertenencia (a la Flota rusa del Mar Negro)", escribió Avákov en su página de Facebook.

En Simferopol, "119 militares con armas automáticas, uniforme de camuflaje y sin distintivos, llegaron al aeropuerto en varios camiones, entraron en el edificio y ocuparon el restaurante", denunció Avákov.

"Es una abierta provocación para desatar un conflicto armado y derramar sangre. Ya no es competencia del Ministerio de Interior. Debe ocuparse el Consejo de Seguridad Nacional y Defensa. Mientras no haya choques armados, deben hablar los diplomáticos", concluyó.

Grupos armados similares tomaron ayer la sedes del Parlamento y el Gobierno de la autonomía crimeana.

También ayer, el Legislativo de Crimea aprobó la celebración de un referéndum, el próximo 25 de mayo -el mismo día en que se celebrarán las elecciones presidenciales anticipadas ucranianas-, sobre la ampliación de las competencias de la república autónoma.

"¿Apoya usted la autodeterminación de Crimea en el seno de Ucrania sobre la base de los acuerdos y tratados internacionales?", reza la pregunta que se presentará a la consulta popular.

En esta región, de unos dos millones de habitantes, vive casi un 60 % de rusos étnicos, un 25 % de ucranianos y un 12 % de tártaros.

Los rusos de Crimea acusan a las nuevas autoridades en Kiev de usurpar el poder al deponer al presidente Víktor Yanukóvich y de querer imponerles la cultura ucraniana.

Mientras, los tártaros defienden la unidad e integridad territorial de Ucrania y se oponen a la celebración del referéndum.

Crimea, península bañada por el mar Negro que acoge una base naval rusa en Sebastopol, fue "regalada" en 1954, por el entonces mandatario soviético, Nikita Jruschov, a Ucrania, de las repúblicas que formaban la Unión Soviética.