Niega OTAN haber cortado entrega de combustible a fuerzas afganas

Estados Unidos y Afganistán negocian un acuerdo militar para la permanencia de tropas estadounidenses en el país asiático tras la retirada de la ISAF.

Kabul

La misión de la OTAN en Afganistán (ISAF) rechazó hoy que haya cortado el suministro de combustible a las fuerzas de seguridad afganas, tal y como denunció el Gobierno del país asiático.

"Puedo asegurar que no se ha detenido la distribución del combustible y que lo proporcionamos tan pronto como recibimos los pedidos de las fuerzas de seguridad afganas", dijo a Efe una fuente de la ISAF que quiso mantenerse en el anonimato.

"Estamos comprometidos con el apoyo a las fuerzas de seguridad afganas", añadió la fuente.

La Presidencia del país asiático afirmó en un comunicado el domingo, tras una reunión del Consejo de Seguridad Nacional, que Washington ha cortado los suministros para forzar a Afganistán a firmar el acuerdo militar para la permanencia de tropas estadounidenses en el país tras la retirada de la ISAF en 2014.

"El Consejo llegó a la conclusión de que Estados Unidos corta el combustible y el apoyo al Ejército Nacional de Afganistán y a la Policía Nacional para presionar a Afganistán a firmar el pacto de seguridad", expresó la nota.

Estados Unidos y Afganistán negocian un acuerdo militar para la permanencia de tropas estadounidenses en el país asiático tras la retirada de la ISAF.

La Loya Jorga -Asamblea tradicional- aprobó el pasado mes el acuerdo, pero el presidente afgano, Hamid Karzai, se niega a firmar el pacto hasta la celebración de las elecciones generales del próximo año, mientras que EEUU quiere que se rubrique cuanto antes.

El borrador del pacto prevé la presencia en el país de entre 10.000 y 15.000 soldados estadounidenses desde 2015 hasta 2024.