Nicolás Maduro presenta balance sobre su gestión

En su informe reveló cambios al gabinete económico y descartó una devaluación.
Seguirá el proyecto socialista de Chávez, afirmó el presidente.
Seguirá el proyecto socialista de Chávez, afirmó el presidente. (Carlos García Rawlins/Reuters)

Caracas

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, hizo ayer ante la Asamblea Nacional un balance de su gestión durante 2013, del que dijo que fue “el año más difícil” de la revolución bolivariana por la muerte en marzo del mandatario Hugo Chávez, y anunció una reformulación del gabinete económico en el arranque de su gestión en 2014, al tiempo que descartó una devaluación de la moneda nacional.

Maduro indicó que Venezuela tuvo que enfrentar en 2013 una “guerra económica” que atribuyó a la “burguesía parasitaria” como una ofensiva para dañar al país.

El presidente descartó una devaluación de la moneda nacional, cuyo cambio oficial es de 6.30 bolívares por dólar, ante las dificultades fiscales del gobierno y la escasez de divisas. Señaló que así se mantendrá todo el año y un “tiempo más” y que el gobierno hará esfuerzo por derrotar la paridad “ilegal”, que se cotiza 10 veces más.

También anunció la fusión de los ministerios de Finanzas y de Banca Pública para el cual designó a Marcos Torrres, antes al frente del despacho de la Banca Pública, en sustitución del ministro de Finanzas, Nelson Merentes.

Maduro dijo que eliminará la Comisión de Administración de Divisas y en su lugar creará el Centro Nacional de Comercio Exterior, al mando de Alejandro Fleming, antes ministro de Comercio.

Asimismo, detalló que mediante los poderes especiales para legislar por decreto que le otorgó la Asamblea Nacional por un año hará una modificación de la Ley de Ilícitos Cambiarios, que prohíbe a la prensa mencionar la tasa de cambio paralelo, para que sectores privados puedan ofertar divisas en el mercado local.