Neves promete mantener "encendida la llama del cambio" en Brasil

El senador socialdemócrata, que perdió recientemente las elecciones presidenciales ante Dilma Rousseff, afirmó hoy que pretende encabezar una oposición "responsable".
El senador Aécio Neves prometió una "oposición inquebrantable" a la presidenta Dilma Rousseff
El senador Aécio Neves prometió una "oposición inquebrantable" a la presidenta Dilma Rousseff (EFE)

Brasilia

El senador Aécio Neves, quien perdió los recientes comicios en Brasil frente a la reelegida presidenta Dilma Rousseff, afirmó hoy que pese a su derrota se ha prendido "una llama de cambio" que prometió mantener "encendida" desde la oposición.

El excandidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) usó la tribuna del Senado por primera vez desde la segunda vuelta electoral del pasado 26 de octubre para aclarar que pretende encabezar una oposición "responsable", pero también "inquebrantable" y que "no le dará tregua" al Gobierno de Rousseff.

La mandataria obtuvo un 51.64 % de los votos frente al 48.36 % de Neves, quien hoy insistió en que fue respaldado por unos 51 millones de brasileños que "descubrieron que pueden decidir su destino" y "no permanecerán en silencio".

El líder socialdemócrata reiteró que Rousseff y el Partido de los Trabajadores (PT), formación que está en el poder desde 2003, cuando asumió como presidente por primera vez Luiz Inácio Lula da Silva, apoyaron su campaña electoral en "la mala fe", el "miedo" y "la mentira".

Según Neves, todo "fue con la única intención de perpetuarse en el poder" e incluyó "un vergonzoso uso de la máquina pública", pero aún así sostuvo que la oposición logró construir "un movimiento nuevo, que salió de las elecciones más vivo que nunca".

El senador opositor sostuvo que, aunque Rousseff haya ganado por "un muy ajustado margen", eso no cambia la situación del país, que en su opinión "sufre" y "seguirá sufriendo" con un modelo de gestión "corrupto", una economía "estancada" y un Gobierno "que no tiene plan alguno" y "ya ha fracasado".

Así como hizo tras las elecciones, Neves volvió a condicionar la oferta de "diálogo" hecha por Rousseff a que haya una investigación "seria" de un escándalo de corrupción denunciado en la petrolera estatal Petrobras.

"Ahora los que fueron intolerantes durante doce años hablan de diálogo, pero todo diálogo estará condicionado a una profundización y castigo ejemplar de quienes protagonizaron el mayor escándalo de corrupción de la historia de este país", declaró.