Netanyahu rechaza misión internacional

El primer ministro israelí se opone a la idea de Francia de que observadores de las Naciones Unidas hagan presencia en la Explanada de las Mezquitas.
La nueva ola de violencia palestina contra la ocupación israelí comenzó el 1 de octubre.
La nueva ola de violencia palestina contra la ocupación israelí comenzó el 1 de octubre. (Reuters)

Jerusalén

El gobierno israelí rechazó con fuerza la idea de Francia de desplegar observadores internacionales en la ultrasensible Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén Este, para intentar controlar la espiral de violencia desatada el 1 de octubre.

En tanto, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, anunció que esta semana se reunirá en Alemania con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y luego con el presidente palestino, Mahmud Abbas, en Oriente Medio.

También se reunirá con el rey Abdalá de Jordania y otros líderes de la región, anunció Kerry en la sede de la Unesco en París.

Cisjordania y la parte palestina de Jerusalén Este, anexada y ocupada por Israel desde 1967, parecen sumirse en lo que podría derivar en una tercera intifada, nombre popular de los levantamientos palestinos contra la ocupación israelí, el primero en 1987-1993 y el segundo en 2000-2005 con saldo de centenares de muertos.

Los palestinos acusan al gobierno derechista de Netanyahu de querer modificar el estatus de los sitios sagrados de Jerusalén Este, lo que aquél niega. También rechaza la propuesta del presidente francés, François Holland, contenida en una declaración del Consejo de Seguridad de la ONU, de que haya una presencia internacional en la explanada porque, aduce Netanyahu, "no incluye ninguna mención a la incitación a la violencia y al terrorismo de los palestinos".

Mientras, unos 300 soldados israelíes fueron desplegados n Jerusalén bajo el mando de la Policía Nacional, por primera vez desde la segunda Intifada, informó el vocero de la policía israelí, Miki Rosenfeld.

Las tropas reforzarán la seguridad en líneas de autobueses y otros puntos ante la oleada de ataques palestinos, al parecer jóvenes que actúan por propia mano a sabiendas de que pueden morir.

Israel también colocó grandes bloques de hormigón y dispuso controles en barrios palestinos de Jerusalén Este considerados "zonas de fricción" junto a otras medidas como la demolición inmediata de las casas de los atacantes, la revocación de sus permisos de residencia o el reclutamiento de guardias para vigilar el transporte público, guarderías y escuelas.

Jerusalén ha sido epicentro de los ataques palestinos, principalmente apuñalamientos o intentos de agresión con arma blanca, que suman 15 en la ciudad en lo que va del mes con saldo de siete israelíes y 42 palestinos muertos, cerca de la mitad de estos últimos autores de ataques consumados o frustrados y casos en los que las versiones se contradicen.

Israel se anexionó de manera unilateral en una decisión no reconocida por la comunidad internacional la parte este de la ciudad, reivindicada por los palestinos como capital de su Estado y ocupada desde la guerra de 1967.

Ayer, un grupo de israelíes que visitaban ilegalmente un lugar santo de Cisjordania, que fue incendiado el viernes, fue atacado por palestinos antes de ser evacuados por el ejército.

El grupo penetró en Naplusa sin autorización oficial y la policía israelí consideró la visita como "totalmente irresponsable".

Mientras, un soldado israelí murió ayer en un ataque en Beer Sheva (sur) en el que el atacante palestino fue abatido y resultaron heridas una decena de personas..

Claves
Papa pide paz

  • El papa Francisco afirmó que sigue “con gran preocupación la situación de fuerte tensión y violencia” en Tierra Santa, y pidió a los ciudadanos y a los gobiernos de Israel y Palestina “valentía para dar pasos concretos hacia la distensión”.
  • El papa hizo estas reflexiones en un discurso ofrecido en el Vaticano tras la canonización de la española María de la Purísima y de otros tres santos de Italia y Francia.
  • “Recemos para que Dios dé a todos, ciudadanos y gobernantes, la valentía para oponerse a la violencia. En el actual contexto de Oriente Medio, es más que decisivo que se establezca la paz en Tierra Santa”, agregó.