Netanyahu arremete contra la ONU por Irán

El primer ministro de Israel acusa a la Asamblea General por guardar “silencio”.
El líder israelí en la Asamblea General.
El líder israelí en la Asamblea General. (Mary Altaffer/Ap)

Nueva York

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, arremetió ayer ante la Asamblea General de Naciones Unidas por su silencio ante las supuestas "amenazas" iraníes contra Israel y propuso a los palestinos entablar "negociaciones directas de paz" sin condiciones previas, reiterando su oferta de que los palestinos tengan "un Estado desmilitarizado".

Netanyahu dedicó la mayor parte de su discurso a condenar el acuerdo nuclear alcanzado en julio entre Teherán y el Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania (el llamado Grupo 5+1 con EU, Francia, Reino Unido, Rusia y China), y a dejar claro que Israel "no permitirá que Irán se cuele en el club mundial de armas nucleares" al cual él pertenece.

Pero cuando más atrajo la atención de los presentes fue cuando se quedó en silencio durante 45 segundos, con una expresión seria en el rostro, tras denunciar el "silencio ensordecedor" de la ONU ante las amenazas iraníes de "asesinar" al pueblo de Israel.

"La ONU es obsesivamente hostil a Israel, la única democracia verdadera en Oriente Medio", dijo.

Sobre el proceso de paz con el presidente palestino Mahmud Abas, aseguró que está listo "para reanudar las negociaciones directas con la Autoridad Palestina sin ninguna condición previa".

Abas anunció el miércoles en la ONU que se descomprometía de los acuerdos de paz Oslo (1993, por "el reiterado incumplimiento de Israel al mismo".

Netanyahu reiteró su oferta de un Estado palestino "desmilitarizado", algo inaceptable para los palestinos, como sabe Israel.