Netanyahu pide apoyar a Jordania ante la amenaza yihadista

El primer ministro de Israel llamó a la comunidad internacional a apoyar el régimen jordano ante la ofensiva de los yihadistas sunitas en el vecino Irak, así como a apoyar la independencia del ...
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, durante la reunión semanal de su gabinete en Jerusalén
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, durante la reunión semanal de su gabinete en Jerusalén (AFP)

Jerusalén

El Primer ministro israelí Benjamin Netanyahu llamó hoy a la comunidad internacional a apoyar al régimen jordano frente a la amenaza del "islamismo extremista" y a apoyar la independencia del Kurdistán iraquí. "Debemos apoyar los esfuerzos de la comunidad internacional para reforzar a Jordania y apoyar las aspiraciones de los kurdos a la independencia", afirmó Netanyahu en un discurso en el Instituto de estudios sobre la seguridad nacional (INSS) de Tel Aviv.

"Jordania es un Estado estable, moderado, con un ejército poderoso, que sabe defenderse, y por eso merece el apoyo internacional. Los kurdos son un un pueblo combatiente, moderado en el plano político, que tienen derecho a una independencia política", abogó el Primer ministro israelí. Netanyahu se mostró preocupado por "la potente ola desencadenada por el EIIL (el Estado islámico en Irak y en el Levante), que puede dirigirse hacia Jordania en poco tiempo".

Según la prensa israelí, los responsables israelíes están alarmados por una posible desestabilización del régimen jordano en caso de infiltración de combatientes del EIIL de Irak en Jordania.

En su avance imparable desde el 9 de junio en Irak, este grupo yihadista, que tiene el apoyo de ex oficiales de Sadam Husein, grupos salafistas y algunas tribus, se tomó Mosul y gran parte de la provincia de Nínive (norte), así como sectores de las provincias de Diyala (este), Saladín, Kirkuk y Al-Anbar (oeste), y se encuentra a unos cien kilómetros de Bagdad.

En Siria, controla la mayor parte de la provincia de Raqa (norte) y amplias partes de la provincia petrolera de Deir Ezzor (este), fronteriza con Irak, e también algunas posiciones en la provincia de Alepo (norte). El Primer ministro israelí también aprovechó esta amenaza yihadista para justificar su rechazo al despliegue de fuerzas palestinas en el valle del Jordán, frente a Jordania.

"Hay que entender que en todo futuro acuerdo con los palestinos, Israel debe seguir conservando el control de la seguridad de los territorios que van hasta el Jordán y durante un largo periodo", advirtió Netanyahu.

De otra parte, el primer ministro israelí declaró hoy que su gobierno evalúa la posibilidad de prohibir al Movimiento Islámico en Israel, considerado cercano al movimiento islamista Hamas. "El Movimiento Islámico predica constantemente contra el estado de Israel y sus miembros reconocen públicamente su parentesco con organizaciones terroristas como Hamas", dijo Netanyahu, según un comunicado difundido por sus servicios.

Netanyahu solicitó "a las autoridades competentes evaluar que consideren declarar ilegal la rama norte del Movimiento Islámico" basada en Nazaret y Um al Fahm, norte de Israel, indicó el comunicado. Por otra parte, el primer ministro israelí dijo que Israel está "dispuesto" a llevar a cabo más ataques aéreos contra Gaza, tras el lanzamiento de cohetes desde esta franja contra el estado hebreo.

"Este fin de semana, las fuerzas israelíes atacaron varios objetivos en respuesta a disparos contra Israel desde la franja de Gaza. Estamos dispuestos a expandir estas operaciones si fuera necesario", advirtió Netanyahu, sin más precisiones. La aviación israelí efectuó anoche doce ataques contra objetivos en la Franja de Gaza, en represalia a disparos de cohetes que provocaron un incendio en Sderot, en el sur de Israel. Esos bombardeos dejaron dos heridos en la ciudad de Gaza.