Nepal reconstruirá el país con casas a prueba de terremotos

El primer ministro nepalí, Sushil Koirala, anuncio desde la zona del epicentro del sismo que se creará un Ministerio de Desastres para hacer frente a crisis como la actual.
Residentes de la aldea de Kenjing Gompa, en el centro de Nepal, caminan entre edificios destruidos
Residentes de la aldea de Kenjing Gompa, en el centro de Nepal, caminan entre edificios destruidos (AFP)

Katmandú

El primer ministro nepalí, Sushil Koirala, anunció desde la zona del epicentro del terremoto que golpeó Nepal que construirán casas a prueba de sismos y se creará un Ministerio de Desastres para hacer frente a este tipo de crisis.

"Muchas casas por todo el país (...) han quedado destruidas. Ahora el Gobierno planea construir viviendas que padezcan menos el impacto de los terremotos", manifestó ayer Koirala desde el distrito de Gorkha, según publican hoy los medios locales My Republica y Kantipur.

Además, el primer ministro nepalí anticipó que su Gobierno prevé formar, al igual que otros países, un ministerio que haga frente a los desastres naturales, debido a que Nepal se encuentra en una zona sísmica.

"Trabajemos juntos en vez de criticar al Gobierno", dijo Koirala, que pidió a la oposición y a otros sectores de la sociedad que hagan frente a los retos que afronta el país "con valentía" y dejen a un lado las "visiones pesimistas".

El primer ministro nepalí, que llegó a Gorkha en un helicóptero militar acompañado del Jefe del Ejército, Gaurav Shamsher Rana, respondía así a las continuas críticas dirigidas a su Gobierno por la respuesta lenta y poco eficaz al sismo del pasado 25 de abril.

Según los últimos datos oficiales del Gobierno, el terremoto causó al menos 7,557 muertos, 14,404 heridos y 2.8 millones de desplazados internos, así como la destrucción de unas 200 mil edificaciones, mientras que otras 190 mil resultaron dañadas.

Ese sismo de 7.8 grados en la escala abierta de Richter ha sido el de mayor magnitud registrado en Nepal en 80 años y el peor en la región en una década, desde que en 2005 otro sismo ocasionara más de 84 mil muertos en Cachemira.