"Neoguri" llega al este de Japón, lluvias menos intensas en Tokio

El tifón, que ya ha dejado al menos siete muertos y 50 heridos, ha barrido la parte más meridional del país a varios centenares de kilómetros de las islas principales mientras la región de ...
Olas altas golpean a un faro en la isla surcoeana de Jeju, mientras el tifón Neoguri se aproxima a la península de Corea
Olas altas golpean a un faro en la isla surcoeana de Jeju, mientras el tifón Neoguri se aproxima a la península de Corea (AFP)

Tokio

El centro del tifón Neoguri, precedido de varios días de lluvias torrenciales, alcanzó el este del archipiélago japonés pero el viento y las lluvias bajaron de intensidad en Tokio el viernes por la mañana (hora local).

El centro de Neoguri pasó de oeste a este durante la noche del jueves al viernes, bordeando el litoral meridional. Sacudió de nuevo la costa a nivel de la prefectura de Chiba, al este de Tokio, poco después de las 05:00 hora local (jueves 22:00 hora GMT), acompañado por fuertes borrascas a orillas del mar e importantes olas de varios metros de alto, según imágenes del canal de televisión NHK.

En Tokio se registraron violentas precipitaciones de forma puntual por lugares a partir del jueves por la noche, pero la situación volvió a la normalidad el viernes por la mañana, lo cual debería permitir un tráfico normal de los trenes durante la hora punta y el resto del día. Las aerolíneas tampoco prevén grandes perturbaciones el viernes, según la NHK.

Neoguri, menos potente que al inicio y que ahora viaja a una velocidad en torno a 35km/h, se dirige al noreste donde se concentran actualmente las lluvias y las inestabilidades, precisó el mismo canal. El tifón debería ser rebajado al rango de depresión tropical de aquí al viernes por la tarde.

La región de Fukushima, donde se encuentra la central nuclear dañada por el terremoto y posterior tsunami del 11 de marzo de 2011 y donde el agua ya constituye un problema, era objeto el viernes de una advertencia pero no de una alerta. La compañía Tokyo Electronic Power (TEPCO), encargada de la explotación de la central, anunció la puesta en marcha de medidas especiales para gestionar los desbordamientos y para evitar desperfectos.

Antes de que el centro de este ciclón tropical llegue al corazón del territorio japonés, las lluvias torrenciales asociadas han dejado esta semana trombas de agua en un perímetro muy amplio desde Okinawa (extremo sur) hasta el centro del archipiélago, con vientos que superaban por momentos los 250 km/h. Del suroeste al noreste de Japón, las advertencias y alertas de aguaceros, vientos violentos, olas gigantes y subida del nivel de mar afectan a la práctica totalidad del país.

Neoguri, que ha barrido la parte más meridional de Japón a varios centenares de kilómetros de las islas principales (Kyushu, Shikoku, Honshu, Hokkaido), ha dejado al menos siete muertos y unos cincuenta heridos. Cientos de viviendas han sido destruidas o inundadas en diversas zonas rurales.

En el suroeste, el tiempo había mejorado a primera hora del viernes, después de días de diluvio y de daños en numerosas regiones donde sigue habiendo peligro de corrimientos de tierras y donde el nivel del agua ha sobrepasado los límites alarmantes.

Japón está acostumbrado a sufrir ciclones tropicales todos los años, pero rara vez son tan violentos en el mes de julio. Frente a esta situación excepcional, el ministro encargado de catástrofes se reunió con las agencias competentes para decidir qué acciones tomar. En varias provincias, las autoridades han lanzado avisos de preparación de evacuaciones, recomendaciones para acudir a refugios e incluso órdenes para abandonar las viviendas consideradas como peligrosas.