Negociaciones con gobierno, en momento “clave”: FARC

El grupo guerrillero y el gobierno colombiano reiniciaron hoy en La Habana los diálogos de paz centrados en el tema de las miles de víctimas del conflicto armado que ya dura 50 años.
El jefe de la delegación del gobierno en los diálogos con las FARC, Humberto de la Calle, en el Palacio de Convenciones en La Habana
El jefe de la delegación del gobierno en los diálogos con las FARC, Humberto de la Calle, en el Palacio de Convenciones en La Habana (AFP)

La Habana

De momento “clave” calificaron las insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el reinicio hoy en La Habana de los diálogos de paz con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, centrados en la búsqueda de respuestas prácticas a las decenas de miles de víctimas del conflicto armado de medio siglo en ese país.

La discusión de este tema –cuarto de los seis que se negocian desde hace más de año y medio- “nos va a entregar las claves para desbrozar el camino hacia la reconciliación de la familia colombiana”, dijo el delegado de las FARC Iván Márquez, en el comienzo de otro ciclo de pláticas, que el sábado sumarán a las primeras 12 víctimas de la confrontación.

El gobierno y las guerrillas se culpan mutuamente por la violencia en Colombia, que según cifras oficiales ha dejado más de 220 mil muertos y cinco millones de desplazados. Los insurgentes dicen que ese problema “comenzó mucho antes” de la creación de las FARC y tiene sus raíces “en las injusticias que imperan en el campo”.

Las doce víctimas que viajarán a la capital cubana forman parte del total de 60 que está previsto cuenten sus vivencias a los negociadores, y según Márquez “habrá que disponer el espíritu para la humildad, para escuchar, para el perdón, y digo esto refiriéndome –puntualizó- a todos los colombianos: hay que dejar atrás los sentimientos de odio y de venganza, si queremos tener patria en paz”.

En otra parte de sus declaraciones, Márquez rechazó el “marco jurídico para la paz y la justicia transicional”, dos instrumentos que impulsa el presidente Santos. Hace cuatro días la Corte Constitucional de Colombia ratificó el “marco jurídico”.

“Para los efectos de lo que se construye en La Habana, ese acto legislativo no existe porque no ha sido consensuado" con las FARC, dijo Márquez, en referencia a la reglamentación que el gobierno quiere que rija la participación en política de las guerrillas tras entregar sus armas.

El negociador del gobierno, Humberto de la Calle, no habló con la prensa. Desde el inicio de las conversaciones, las partes han logrado acuerdos parciales en tres temas: democratización y modernización del campo colombiano; marco legal en el que las FARC se incorporarían a la vida política  y combate al narcotráfico.