Negociaciones de paz al borde del colapso, Kerry suspende viaje a Israel

Las autoridades palestinas han decidido pedir la adhesión a quince agencias de Naciones Unidas y tratados internacionales, anunció hoy el presidente palestino Mahmud Abas, que firmó la demanda ...
Kerry en la conferencia de prensa hoy en el cuartel general de la OTAN en Bruselas
Kerry en la conferencia de prensa hoy en el cuartel general de la OTAN en Bruselas (AFP)

Ramala

Las negociaciones de paz que ha promovido el jefe de la diplomacia estadunidense, John Kerry, parecían hoy condenadas al fracaso tras la decisión de los palestinos de reanudar la vía de la ONU en respuesta a la colonización israelí y al contencioso sobre los presos. Este cambio repentino llevó a Kerry a anular un nuevo viaje este miércoles a Ramala, Cisjordania, tras abandonar Israel esta mañana.

En vista del estado de las negociaciones, las autoridades palestinas han decidido pedir la adhesión a quince agencias de Naciones Unidas y tratados internacionales, anunció hoy el presidente Mahmud Abas, que firmó ante las cámaras la demanda de adhesión a la Cuarta Convención de Ginebra. Los palestinos consideran que esta convención es "aplicable tanto a los territorios palestinos como a los territorios ocupados" y a la colonización.

Ha sido precisamente el anuncio de una nueva licitación por parte del gobierno israelí para construir 700 viviendas en barrios de colonización en Jerusalén Este ocupada y anexada que ha provocado la reacción palestina. El resto de demandas de adhesión tienen que ver con los derechos humanos, los derechos de la mujer y contra la corrupción, según participantes en la reunión del directorio palestino.

"No es un movimiento contra Estados Unidos ni contra cualquier otra parte, es nuestro derecho aunque hayamos aceptado posponerlo durante nueve meses", agregó Abas, quien precisó no obstante, su "determinación a llegar a una solución mediante la negociación" con Israel. El miércoles está prevista una manifestación de apoyo al presidente palestino en la plaza central de Ramala. El diputado independiente palestino Mustafá Barghuti, quien participó en la reunión, dijo a la AFP que con esta decisión "la dirección palestina retomó la batalla en Naciones Unidas contra Israel".

Los palestinos habían aceptado aplazar durante los nueve meses de negociaciones el proceso de adhesión a las agencias internacionales y a presentar acciones legales contra Israel. En una reunión celebrada el lunes por la noche, la dirección palestina había pedido a Kerry garantías sobre la liberación, por Israel, del último grupo de presos, prevista para el 29 de marzo.

El movimiento islamista Hamas, en el poder en Gaza, no escondió su alegría por esta "decisión buena, pero tardía" de Abas, e instó al fin de las negociaciones y a la reconciliación de los palestinos. Las negociaciones de paz se reanudaron en julio pasado por un periodo de nueve meses que concluye el 29 de abril, bajo la égida del jefe de la diplomacia estadunidense.

Durante este periodo, los palestinos se comprometieron a suspender todo proceso de adhesión a las 63 organizaciones y convenciones internacionales a las que le da acceso el estatuto de Estado observador de Naciones Unidas que obtuvieron en noviembre de 2012.

A cambio, Israel se comprometió a liberar 104 presos palestinos detenidos desde antes de los acuerdos de Oslo de 1993, de los que han sido liberados los tres primeros grupos.

Desde entonces, Kerry ha tratado de que Israel libere al resto de los presos de este contingente al que se podría incorporar Jonathan Pollard, detenido en 1985 y condenado a cadena perpetua en Estados Unidos por espionaje a favor de Israel.

En la mesa habría una propuesta de acuerdo que prevé la liberación de Pollard a mediados de abril, la prórroga de las negociaciones hasta 2015 y la liberación de nuevos presos palestinos, dijo una fuente israelí que pidió el anonimato.

Pero tanto la Casa Blanca como el departamento de Estado anunciaron el martes que no hay ninguna decisión de liberar a Pollard.

El negociador palestino Saeb Erakat se reunió el lunes por la noche con Kerry, con el emisario estadounidense Martin Indyk y con los negociadores israelíes Yitzhak Molcho y la ministra de Justicia Tzipi Livni, dijo a la AFP una fuente palestina.

Pero la reunión no tuvo ningún resultado debido a la "insistencia de Israel para que los palestinos acepten prolongar las negociaciones hasta el fin del año a cambio de un cuarto contingente de presos", precisó.

Los negociadores palestinos exigen, además de que se suspenda la colonización, la liberación de un millar de presos más, entre ellos dirigentes como Marwan Barghuti y Ahmad Saadat, enfermos, personas mayores y mujeres --mientras Israel propone 420-- así como la apertura permanente del paso fronterizo entre Cisjordania y Jordania y medidas para la reagrupación familiar, según la misma fuente.