Necesario confiar en la justicia tras declaración de infanta: El País

La infanta, imputada por delitos de fraude fiscal y lavado de capitales, respondió a las preguntas del Juez, el fiscal, el abogado del Estado y su defensa, pero fue evasiva en la mayor parte del ...

Madrid

La declaración de la infanta Cristina por el caso de corrupción de su esposo Iñaki Urdangarin, muestra que el respeto a la justicia se ha impuesto sobre el escándalo que habría acarreado cualquier otro desenlace, advirtió hoy El País.

En su editorial de este domingo, señaló que la declaración de Cristina de Borbón ante el juez de Palma de Mallorca, José Castro, muestra que el respeto a la justicia se ha impuesto.

Este sábado, la hija del rey Juan Carlos declaró cerca de siete horas ante el juez Castro argumentando que ella confiaba en su marido y desmarcándose de los negocios de Urdangarin.

La infanta, imputada por delitos de fraude fiscal y lavado de capitales, respondió a las preguntas del Juez, el fiscal, el abogado del Estado y su defensa, pero fue evasiva en la mayor parte del juicio, desvinculándose de la gestión de la mercantil Aizoon, participada por ella y Urdangarin en un 50 por ciento.

La familia del rey está sometida a la Constitución y no vive al margen de ella. La infanta es una ciudadana más, y el magistrado que le ha convocado es el juez natural que corresponde al caso investigado, indicó el rotativo.

“Se cumplen así las exigencias del Estado de derecho, a las que están sometidos todos los ciudadanos, también la hija del rey”, resaltó.

El rotativo anotó que no forma parte de la normalidad democrática que las sospechas de corrupción se extiendan por las instituciones del Estado.

La única solución responsable es confiar en la justicia y respetar sus determinaciones, y ante todo la del juez que decidirá si se debe continuar o no con el procedimiento contra la infanta Cristina.

“Sea cual sea esa decisión, la función constitucional que desempeña la jefatura del Estado no debe verse influida por los avatares de algunos miembros de la familia del rey”, subrayó.

Por su parte, el diario ABC pidió que el juez Castro debe decidir ya sobre la situación de la infanta Cristina y agregó que la declaración de ésta se saldó con un buen balance de imagen pública.

No obstante, agregó que esto no quiere decir que la Corona no haya salido afectada “por las andanzas” de Iñaki Urdangarin, cuyas actividades nutrían el patrimonio común con la infanta.

Sostuvo que por eso, el juez y el fiscal sí están de acuerdo en que la hija del rey ha de asumir la responsabilidad civil de los delitos de Urdangarin, en la medida que ésta participó en sus beneficios económicos, aunque, como dijo, desconociera que su origen era delictivo.

Además, remarcó que las irregularidades tributarias, aún no siendo delictivas, constituyen una conducta nada ejemplar, especialmente reprochables en quienes, por formar parte de la familia del rey, deberían haber observado unos escrúpulos superiores a los normales.