Navío chino detecta otra vez señal en zona de búsqueda de avión

"Este es un acontecimiento importante y esperanzador", dijo el director del Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas, el australiano Angus Houston, y reveló que el buque australiano Ocean ...
Budistas malayos rezan por los pasajeros a bordo del avión desaparecido de Malaysia Airlines en Kuala Lumpur
Budistas malayos rezan por los pasajeros a bordo del avión desaparecido de Malaysia Airlines en Kuala Lumpur (AFP)

Sydney

Un navío chino volvió a detectar una señal electrónica con una frecuencia de 37,5 kilohercios por segundo en una zona del océano Índico donde se busca al avión malasio desaparecido el 8 de marzo con 239 personas, anunció hoy Australia, que analiza una posible tercera señal. "Este es un acontecimiento importante y esperanzador", dijo el director del Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas, el australiano Angus Houston, en rueda de prensa retransmitida por televisión.

La segunda señal se captó a unos dos kilómetros de donde el navío chino Haixun 01 registró ayer por la tarde la primera emisión, que fue a una latitud de 25 grados sur y una longitud de 101 grados este. "El Haixun 01 opera en una posición que es central (en el operativo), es una área en la que estamos investigando ahora mismo", indicó Houston. Houston explicó que la primera señal duró solo unos instantes, por lo que el Haixun 01 se quedó en la zona y registró una nueva señal acústica que se prolongó unos 90 segundos.

Según el Diario del Pueblo, el periódico oficial del Partido Comunista de China, la frecuencia detectada por el Haixun 01 coincide con la muestra de señal de la caja negra que había enviado la compañía fabricante del avión, la estadunidense Boeing.

También aclaró que la distancia podría explicar que no se reciba una señal continua como la que emiten las cajas negras. "Tenemos que investigarlo (...) es algo que lleva tiempo. Estamos en una zona de gran profundidad, con señales falsas. Hay muchos ruidos en el océano, ecos que rebotan", detalló el militar australiano. El coordinador del operativo anunció que el buque australiano Ocean Shield investiga una tercera señal acústica detectada esta mañana pero que "de momento no tenemos más detalles".

Houston dijo que este es el buque más especializado de todos los que se encuentran en la zona para investigar esta señal, por los equipos que lleva a bordo, entre ellos un localizador de cajas negras. De momento, la operación internacional no tiene ninguna prueba de que las señales captadas por el Haixun 01 pertenecen al avión desaparecido. Durante la rueda de prensa, Houston también precisó que los investigadores han revisado la hipotética trayectoria del avión al considerar que pudo volar a una velocidad superior a la considerada inicialmente, lo que ha desplazado el rastreo hacia el sur.

También dijo que se desconoce si el avión entró de cabeza o plano en el agua y pidió que se evite hacer especulaciones. "Tenemos ahí a los mejores expertos y al mejor equipamiento y lo que necesitan es hacer su trabajo. Este es un entorno muy dinámico y las cosas bajo el agua llevan su tiempo", dijo Houston. Barcos australianos y británicos participan también en esta carrera contrarreloj para encontrar las cajas negras, ya que su batería tiene una esperanza de vida de unos 30 días.

El ministro de Defensa australiano, David Johnston, adoptó por su parte una actitud cautelosa. "No es la primera vez que hemos tenido algo que luego resultó ser muy decepcionante", alertó en la cadena de televisión ABC.

El Ocean Shield, equipado con un detector estadunidense de cajas negras, y el HMS Echo, que también tiene este tipo de tecnología están 'peinando' una vasta zona del Océano con las esperanza de hallar algún indicio. Anish Patel, presidente de la empresa estadunidense que fabrica las balizas sonoras, Dukane Seacom, dijo que es "muy escéptico" sobre la información que proporcionó China hoy. "Esperemos a tener otros elementos antes de corroborar" esta hipótesis para no "decepcionar a las familias una vez más", dijo.

Pero Charitha Pattiaratchi, profesora de oceanografía costera de la Universidad de Australia Occidental, aseguró que las noticias son alentadoras. "La frecuencia 35.7 kHz es un ruido fabricado por el hombre. No hay ningún otro ruido en esa frecuencia", dijo a la AFP. "Una ballena, un delfín, la lluvia o un sismo submarino tienen una frecuencia completamente diferente", explicó.

En Kuala Lumpur, el ministro de Transportes malasio, Hishamudin Husein, dijo que Malasia designará un "investigador independiente" que se encargue de coordinar a un equipo internacional para averiguar qué le ocurrió al MH370. El equipo estará integrado por Australia, China, Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia. Hishamudin rehusó ofrecer detalles sobre la investigación que realiza Malasia, y aseguró que sigue centrado en encontrar el avión y sus cajas negras.

Las autoridades malayas creen que el MH370 cayó en el Índico lejos de la costa occidental australiana, tras desviar completamente su dirección. Pero hasta ahora no hay señales de donde cayó, por lo que el primer ministro australiano Tony Abbott ha calificado la búsqueda en el vasto océano como la "más difícil de la historia de la humanidad".

El vuelo MH370 despegó de Kuala Lumpur con 239 personas a bordo rumbo a Pekín en la madrugada del 8 de marzo y desapareció de los radares civiles de Malasia unos 40 minutos después de despegar. Desde entonces no se ha encontrado resto alguno. Iban a bordo 153 chinos, 50 malasios (12 formaban la tripulación), siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadunidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes que utilizaron los pasaportes robados a un italiano y un austríaco.

La policía malasia dijo esta semana que no considera responsables de secuestro, sabotaje y problemas psicológicos o personales a los 227 pasajeros. La investigación policial de la tripulación todavía continúa.


  PERTH, Australia, 06 Abr 2014 (AFP) - La señal detectada por un barco chino que participa en la búsqueda del vuelo MH370 en el Océano Índico es "compatible" con las de las cajas negras, confirmó el coordinador de esta compleja operación.

La agencia oficial china Xinhua señaló el sábado que el detector de cajas negras que lleva a bordo el barco chino captó una señal en la frecuencia 37.5kHz.

Las balizas acústicas submarinas que tienen los sistemas de grabación de la información del vuelo MH370 y de las comunicaciones de la cabina del Boeing 777 operan en dicha frecuencia, confirmó a la AFP un portavoz de Honeywell Aerospace, el fabricante de las cajas negras del avión desparecido.

El antiguo jefe del Estado Mayor australiano, Angus Houston, coordinador de las operaciones de búsqueda, dijo que las características de la señal recibida por el barco chino "Haixun 01" son "compatibles con las cajas negras del aparato".

También se ha detectado algunos objetos blancos a unos 90 km de esa zona, dijo, según un comunicado del Centro de Coordinación Conjunta de la Agencia (JACC, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, advirtió que "en este estadio, no hay confirmación de que la señal y los objetos tengan alguna relación con el avión desaparecido".

En un comunicado emitido el domingo, el JACC reiteró que todavía no se han podido verificar dichas señales.

Unos 10 aviones militares y dos civiles y 13 barcos escrutarán este domingo las remotas aguas del Índico, donde se presume que cayó el pasado 8 de marzo el avión de Malaysia Airlines que llevaba 239 personas a bordo cuando realizaba el trayecto Kuala Lumpur y Pekín.

La búsqueda se concentrará en unos 216.000 kilómetros cuadrados del Índico a unos 2.000 kilómetros al noroeste de Perth.

- Cautela -

El barco chino "Haixun 01" localizó la señal a unos 25 grados de latitud sur y 101 grados de longitud este, según informó Xinhua el sábado.

Australia ha pedido a China más información, dijo Houston, y está considerando desplegar más medios para buscar en esa zona.

Las autoridades chinas también han advertido que la señal todavía no ha sido identificada.

El ministro de Defensa australiano, David Johnston, adoptó por su parte una actitud cautelosa.

"No es la primera vez que hemos tenido algo que luego resultó ser muy decepcionante", alertó en la cadena de televisión ABC.