Nacionalistas hindúes favoritos en las elecciones legislativas en India

El lunes inicia la primera etapa de nueve de los comicios en remotas zonas del noreste del país, una votación que culminará seis semanas después en el popular estado de Uttar Pradesh, en los ...
Oficiales electorales cargan máquinas electorales electrónicas  en un elefante en Nortap, en el estado de Asam
Oficiales electorales cargan máquinas electorales electrónicas en un elefante en Nortap, en el estado de Asam (AFP)

Nueva Delhi

Los candidatos a las elecciones legislativas en India se movilizaban este sábado en el último día de campaña antes del inicio de un maratón electoral de nueve fases, en las que los nacionalistas hindúes de Narendra Modi parten como favoritos. Los principales diarios del país publicaban en primera plana fotografías de Narendra Modi, candidato a primer ministro del Bharatiya Janata Party (BJP), junto al eslogan del partido: "Tiempo de cambio, tiempo de Modi".

El sábado marca el último día de campaña antes del inicio el lunes de la primera etapa, en remotas zonas del noreste del país, del proceso de votación que culminará seis semanas después en el popular estado de Uttar Pradesh, donde se encuentra el Taj Mahal. Modi, un halcón tres veces ministro jefe del occidental estado de Gujarat, es el hijo de un vendedor de té que se ha destacado de las filas del Bharatiya Janata Party (BJP) para convertirse en el favorito a acceder al cargo de primer ministro.

Este derechista, salpicado por disturbios religiosos y a menudo visto con hostilidad por los musulmanes, se anuncia como un reformador económico que pretende relanzar la economía y crear empleo. Su principal oponente es Rahul Gandhi, de 43 años y cuarta generación de la dinastía de los Gandhi, candidato del Congreso por primera vez. Los sondeos -no siempre muy fiables a juzgar por fiascos pasados y sobre todo por no prever la victoria del Congreso en 2004- muestran que el BJP puede convertirse en la mayor bancada del parlamento, que cuenta con 543 escaños.

Sin embargo, según las encuestas, no tendría mayoría absoluta, por lo que tendría que gobernar en coalición en un país con multitud de partidos regionales liderados a menudo por populistas y lunáticos. Esta será la mayor elección de la historia ya que 814 millones de personas -100 millones más que hace cinco años- podrán votar a lo largo de seis semanas. Más de la mitad de la población del país es menor de 25 años.

Una encuesta realizada por el canal de televisión NDTV da 259 escaños al BJP. Su rival, el Partido del Congreso, liderado en esta ocasión por Rahul Gandhi, cuya falta de entusiasmo a la hora de asumir la herencia política de la dinastía Nehru-Gandhi le valió el apodo de "príncipe reticente", obtendría 123 bancas. Sin experiencia de gobierno y alejado de la política hasta ahora, podría llevar al Congreso, que sigue dirigido por su madre Sonia, a su peor resultado de la historia, según vaticinan algunos sondeos.

Cuando se anuncien los resultados el 16 de mayo, si ninguno de los partidos en liza obtiene más de 272 escaños -es decir la mayoría absoluta-, el presidente pedirá al partido que haya obtenido mayoría que forme una coalición con pequeños partidos regionales. El Partido del Congreso, un movimiento laico de tendencia izquierdista, que ha dirigido India desde hace una década y cuyo último período estuvo marcado por una desaceleración económica y por escándalos de corrupción, obtuvo el viernes el apoyo del imán de la mezquita más grande de India, Maulana Syed Ahmed Bujari, quien dijo que "en este momento se necesita la laicidad".

Frente a él, Modi, líder del BJP, es un nacionalista hindú, en general hostil a los musulmanes, y está salpicado por los disturbios religiosos de Gujarat en 2002. Más de mil personas, en su mayoría musulmanes, murieron en un brote de violencia después de convertirse en ministro jefe, lo que hizo que Estados Unidos y Europa lo boicotearan durante más de una década. Un boicot que quedó sin efecto recientemente después de que parecía claro que podría vencer en las elecciones. El embajador estadunidense en Nueva Delhi se reunió con él por primera vez en febrero.

Nunca se ha podido establecer su culpabilidad pese a las muchas investigaciones pero una ministra de su gobierno fue condenada a cadena perpetua en 2012 por orquestar algunas de las peores matanzas.