NSA tiene nuevo programa de guerra informática: Snowden

El ex consultor de inteligencia estadunidense, refugiado en Rusia, declara a la revista Wired que comentarios deshonestos del jefe de Inteligencia de EU lo llevaron a filtrar a la prensa ...

Washington

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos dispone de un programa informático capaz de contraatacar automáticamente, sin ninguna intervención humana, a piratas informáticos, afirmó el ex consultor de inteligencia estadunidense Edward Snowden, hoy refugiado en Rusia, en una larga entrevista con la revista Wired aparecida hoy.

Según Snowden ese antivirus, conocido como "MonsterMind" es un arma dudosa: en caso de ataque de piratas informáticos contra intereses estadunidenses, permite tomar automáticamente represalias contra el ordenador que alberga la dirección en la que se originó el ataque, incluso en el caso de que esas represalias no estén bien fundadas. Se trata de las primeras revelaciones públicas sobre la existencia de ese programa.

De acuerdo con Snowden, ese tipo de respuesta automática plantea problemas, ya que los piratas informáticos habilidosos hace pasar sus ataques por direcciones electrónicas de fachada. MonsterMind tomará, pues, represalias contra esa dirección de fachada, en lugar de contra los verdaderos culpables.

"Usted puede tener a alguien en China, por ejemplo, que lanza un ataque a través de Rusia. Y entonces nos (podemos) encontrar contraatacando a un hospital en Rusia", lamentó Snowden. Snowden también declaró durante la entrevista que el programa es una amenaza a la privacidad porque requeriría virtualmente el acceso a todas las comunicaciones privadas provenientes del exterior para residentes en Estados Unidos.

"El argumento es que la única manera que tenemos de identificar estos flujos de tráfico malicioso y de responder a ellos consiste en analizar todos los flujos de tráfico", declaró a Wired. En la misma entrevista el exconsultor dijo que fueron unos comentarios deshonestos del jefe de Inteligencia estadunidense los que lo llevaron a filtrar a la prensa documentos sobre seguridad nacional.

Snowden aseguró que llevaba años perturbado por las actividades de la NSA, pero que tomó la decisión después de haber leído en marzo de 2013 que el jefe de Inteligencia, James Clapper, había dicho a una comisión del Senado que la NSA recolectaba, de manera "no deliberada", información de millones de estadunidenses.

"Creo que lo leí en la prensa al día siguiente y comenté a mis colegas: '¿Pueden creer esto?'". "Es como cuando el FBI intentó convencer a Martin Luther King de matarse porque lo consideraba un traidor", dijo Snowden. "Dijimos que estas cosas eran inapropiadas en los años 1960. ¿Por qué lo estamos haciendo ahora?", agregó.

Snowden dijo al periodista James Bamford que quedó perturbado con otros hallazgos, como el espionaje por parte de la NSA de algunos políticos que veían material pornográfico.

Snowden también juzgó negativamente los esfuerzos de la NSA por acelerar la recolección de datos en instalaciones secretas en Bluffdale, Utah, en las que se analizaban miles de millones de llamadas telefónicas, faxes, correos electrónicos, transferencias de datos entre computadoras y mensajes de texto en todo el mundo.

El ex agente descartó filtrar la información antes de la elección de Barack Obama como presidente de Estados Unidos, esperando que su gobierno significaría un cambio en estas prácticas. Pero quedó decepcionado con el mandatario y en 2013 estaba listo para filtrar todos los secretos de los que tenía conocimiento.

Snowden asegura que los ciudadanos estadunidenses no deben confiar aún en la labor que ejecuta la NSA, y aseguró que en este sentido la Administración del presidente Barack Obama "todavía no ha solucionado sus problemas".

"Todavía tienen negligencias auditadas, todavía tienen asuntos que se les escapan de las manos, y no tienen idea de dónde viene y ni hacia a dónde quiere ir. Y si ese es el caso, ¿cómo podemos nosotros como ciudadanos tener confianza en la NSA con toda nuestra información, todos nuestros registros privados, el registro permanente de nuestras vidas?", explicó el ex analista.

Snowden, que aparece en la portada de la revista abrazado a la bandera estadunidense, asegura también estar dispuesto a cumplir prisión en su país. "Le dije al gobierno que me ofrezco voluntario a ir a la cárcel, siempre y cuando sirva para hacer lo correcto," afirma el ex analista en la entrevista.

"Me importa más el país que lo que me pase a mí. Pero no podemos permitir que la ley se convierta en un arma política o asuste a la gente lejos de defender sus derechos, no importa qué tan bueno sea el trato. Yo no voy a formar parte de eso", reiteró. Según aseguró el editor de la revista Wired, Scott Dadich, al principio Snowden estaba nervioso con la idea de posar junto al símbolo patrio.

"Dijo que estaba nervioso por el hecho de que posar con la bandera enfadase a la gente, pero significaba mucho para él", afirmó Dadich. "Dijo que amaba a su país. Meció la bandera y la sostuvo cerca de su corazón. Nadie dijo una palabra, y se nos pusieron los pelos de punta. Nos sentamos todos allí durante un largo rato, mirándolo", agregó el editor.

El Gobierno estadunidense lo acusa de filtrar documentos clasificados como de alto secreto, que revelaron la existencia de los programas de vigilancia masiva y registro de llamadas telefónicas a cargo del gobierno federal. En la actualidad, Snowden se encuentra en un lugar no revelado de Rusia, donde, aseguran, pasa desapercibido.