Concluye inesperadamente primera sesión de juicio contra Mursi

Cientos de manifestantes pro Mursi se congregaron afuera de la Academia de Policía durante el primer día de juicio.

El Cairo

La primera sesión del juicio contra el depuesto presidente egipcio Mohammed Mursi terminó  luego de que el acusado se negara a vestir el uniforme que debía de portar en lugar del traje gris que llevaba, según las reglas judiciales.

Además, Mursi dijo a los jueces que debían de terminar con ese penoso procedimiento y subrayó que él era el presidente de Egipto, mientras sus abogados se pronunciaron en contra del dominio de los militares, señaló el sitio árabe Al Arabiya.

La primera sesión se efectuó en la sede de la Academia de Policía, ubicada en el sur de la capital El Cairo, en medio de una fuerte tensión.

En su primera aparición pública desde que fue derrocado y puesto bajo vigilancia, el graduado en Ingeniería llegó al lugar de la actuación judicial, cuando cientos de sus seguidores estaban ya en el lugar.

Medios gubernamentales egipcios afirmaron que las escuelas y las oficinas públicas comenzaron sus labores de manera normal, aunque colegios privados prefirieron cerrar.

El depuesto mandatario es acusado de incitar a la violencia, asesinato y tortura de manifestantes que protestaban contra su gestión frente al palacio presidencial el 5 de diciembre de 2012, cuando murieron 10 personas.

Empero, el 30 de julio pasado dijo a la jefa de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) Catherine Ashton, que se declararía inocente pues no estuvo involucrado en ninguna muerte y se defendería a sí mismo, publicó la víspera el diario el Watan.

Junto a Mursi enfrentan juicio otros 14 líderes de la Hermandad Musulmana, en un procedimiento que se realiza en el mismo edificio en que se sigue un procedimiento contra el derrocado presidente egipcio Hosni Mubarack.