Mujica se reúne con el papa y presenta "La felicidad al poder"

El ex presidente uruguayo, de 80 años de edad, estaba acompañado por su esposa, Lucía Topolansky, y la reunión con Francisco, de carácter privado, duró unos 40 minutos.
El ex presidente de Uruguay, José Mujica, con el papa Francisco antes de la entrevista de este jueves
El ex presidente de Uruguay, José Mujica, con el papa Francisco antes de la entrevista de este jueves (AFP)

Ciudad del Vaticano

El ex presidente y actual senador de Uruguay, José Mujica, cumplió este jueves una jornada particular en Italia y el Vaticano tras ser recibido por el papa Francisco y haber presentado su primer libro en italiano, "La felicidad al poder".

El encuentro con el pontífice argentino tuvo un carácter estrictamente privado, según precisó el Vaticano, por lo que ningún comunicado oficial fue divulgado. El ex presidente uruguayo, de 80 años de edad, estaba acompañado por su esposa, Lucía Topolansky, y según fuentes diplomáticas la reunión con Francisco duró unos 40 minutos.

No se conocen los temas de conversación abordados, a pesar de que algunos medios de comunicación adelantaron que Mujica ilustraría al pontífice sobre la propuesta lanzada la semana pasada por un grupo de académicos sudamericanos para que sirva de mediador internacional con el fin de hallar una solución al centenario pedido de Bolivia de tener una salida al mar.

"Hablaron de la integración de América Latina", se limitaron a declarar fuentes diplomáticas sin dar más detalles. Mujica, que se convirtió en unos de los mandatarios más entrevistados por medios de comunicación internacional por su austera forma de vivir y por la legalización de la mariguana durante su mandato, entre otros, acaba de festejar su cumpleaños con un viaje a España e Italia, de donde son originarios sus ancestros.

Tanto el papa argentino como Mujica tienen en común un origen italiano así como su preocupación por los más desfavorecidos y sus denuncias contra los males del capitalismo.

Presidente entre 2010 y 2015, Mujica, quien se define un "no creyente" tras haber sido anarquista de joven, es apreciado por el papa Francisco, quien después del primer y único encuentro oficial celebrado en 2013 en el Vaticano, lo definió como "un hombre sabio". Mujica por su parte recalcó que Francisco "esta señalando permanentemente la falta de solidaridad e inequidad de este mundo".

Un libro en italiano con perlas de sabiduría

El exmandatario sudamericano volvió a pregonar en Roma a favor de la solidaridad y por el cambio de "corazón y mentalidad" del mundo durante la presentación del libro en italiano "La felicidad al poder", firmado por Mujica y preparado por los italianos Cristina Guarnica y Massimo Sgroi, de la pequeña casa editorial independiente Eir.

"Nunca hemos tenido tantos recursos, ni tantas capacidades ni tantos instrumentos como ahora (...) Hay que creer en la fuerza de la humanidad, lo que falla es la política. No se trata de la decisión de un país, tiene que ser la decisión de la humanidad", clamó.

Aplaudido y ovacionado por el público, entrevistado por la reconocida periodista Milena Gabanelli y el escritor Roberto Saviano, Mujica respondió preguntas, generó carcajadas y habló de inmigración, legalización de la droga, defensa del medio ambiente.

"Estamos en el mismo barco. Pertenecemos a la tripulación de este barquito que da vueltas por el universo. Necesitamos medidas mundiales, un modelo y un horario de trabajo mundial, porque la globalización existe, la mala globalización también. Pero los gobiernos estamos preocupados sólo por quién va a ganar las próximas elecciones", comentó.

Paciente, simpático, "Pepe", llamado el "Mandela latinoamericano" por la prensa italiana, confesó que nunca "encajó en el modelo de presidente" y que (en la presidencia) se sentía como "un jarrón raro, que adorna porque es distinto".