Mujica enciende los mayores aplausos con defensa de "la política"

El presidente de Uruguay defendió durante su discurso en la III Cumbre de la Celac en Costa Rica la "alta política" frente a la "politiquería" y alertó del renacimiento del fascismo en el mundo.

Belén

El presidente de Uruguay, José Mujica, defendió hoy "la política" como mejor herramienta para resolver los problemas de los países durante su discurso ante la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

"Quiero romper una lanza por la política, no por la politiquería, sino por la alta política, y los partidos políticos", dijo Mujica durante un largo discurso improvisado sobre los valores humanos y su influencia en el desarrollo de los países que encendió los mayores aplausos escuchados en esta cumbre.

"Si esperamos que el mercado suture las desigualdades, nos vamos a encontrar con lo contrario, confío más en la política", agregó. "El problema es que la corrupción es natural e inherente a las claves que nos ha dado este progreso del capitalismo", consideró el gobernante uruguayo.

Según él, "el capitalismo es capaz de dar riqueza, pero con una enorme pobreza moral en sus entrañas", por lo que se hace necesaria la política de quienes la ejercen "no para hacer negocios o ganar dinero, sino para ganarse el cariño de la gente".

Sobre los problemas de Latinoamérica, Mujica dijo que no va "a pedir cuentas al imperialismo yanqui ni a la prepotencia europea porque el problema ha sido nuestra incapacidad".

El gobernante uruguayo invocó también "la tolerancia" para no caer en lo que está sucediendo en Europa, donde "está floreciendo una derecha que no es derecha, que es fascista".
Mujica sostuvo que esa tendencia se refleja en las actitudes de rechazo a los inmigrantes y los extranjeros en general en algunos países ricos.

"La xenofobia de hoy, que empieza a surgir en algunos países centrales contra los inmigrantes, contra los 'sudacas', contra los africanos, no es otra cosa que el miedo", expresó el gobernante, quien entregará el poder al presidente electo Tabaré Vásquez el 1 de marzo próximo.

El mandatario saliente, una de las figuras políticas más populares de América Latina, lanzó duras críticas al consumismo que domina a las sociedades. "Nos desangramos en un consumismo atroz que está por encima de nuestras posibilidades", lamentó Mujica. "Cuánto gastamos en un poco de cosas no útiles y qué poco gastamos en la enseñanza técnica y científica", advirtió.

Mujica abandonará el cargo el próximo 1 de marzo, cuando el presidente electo y también miembro de la coalición izquierdista Frente Amplio, Tabaré Vázquez, asumirá la Presidencia por segunda vez.

La III Cumbre de la Celac fue convocada bajo el lema "Construyendo Juntos" y su principal objetivo es diseñar una estrategia para erradicar la pobreza extrema en la región. Según la información oficial facilitada, están presentes 21 de los presidentes o jefes de Gobierno de los 33 países miembros.

Los ausentes que han enviado otra representación son Paraguay, Surinam, Santa Lucía, Argentina, Belice, San Cristóbal y Nieves, Barbados, Dominica, San Vicente y Granadinas, Granada, México y Perú.

Costa Rica ha desembolsado un presupuesto de unos 4.3 millones de dólares para organizar esta cumbre, que ha convocado a un millar de periodistas de diferentes países y otro millar de personas que integran las diferentes delegaciones de los países y organismos participantes.