Mujica firma decreto que pone en marcha mariguana legal en Uruguay

El decreto establece que los consumidores -mayores de 18 años, residentes en el país y que se inscriban en un registro de usuarios- podrán comprar hasta 10 gramos semanales de cannabis en ...
José Mujica, presidente de Uruguay
José Mujica, presidente de Uruguay (AP)

Montevideo

El presidente uruguayo, José Mujica, y sus ministros firmaron el martes el decreto que establece cómo se implementará la ley que reguló en diciembre pasado el mercado de la mariguana, informó la Presidencia en un comunicado.

El decreto reglamentario establece que los consumidores -mayores de 18 años, residentes en el país y que se inscriban en un registro de usuarios- podrán comprar hasta 10 gramos semanales de cannabis (con un tope de 40 gramos mensuales) en farmacias autorizadas.

La mariguana legal tendrá un 15% de concentración de tetrahidro cannabinol (THC), principal constituyente psicoactivo del cannabis, del que se ofrecerán cinco variedades.

Según adelantaron la semana pasada las autoridades, costará entre 20 y 22 pesos por gramo (unos 0,9 dólares).

El cannabis será plantado por privados en un terreno del Estado, aún no definido.

El presidente de la Junta Nacional de Drogas, Diego Cánepa, anunció la semana pasada que el gobierno convocará a privados interesados en plantar cannabis "no más de dos semanas después de la entrada en vigencia del decreto".

Estimó además que la mariguana legal llegará a las farmacias para la venta al público a fin de año.

La ley también legalizó los clubes de consumidores y el autocultivo. En todos los casos, deberán inscribirse en el Instituto de Regulación y Control de Cannabis (Ircca), que comenzará a funcionar en los próximos días, y tendrán límites de producción.

Uruguay se convirtió en diciembre pasado en el primer país en el mundo en regular el mercado del cannabis, en una iniciativa impulsada por Mujica como un experimento para combatir el narcotráfico.

Aunque el consumo de drogas no está penado en el país desde hace décadas, hasta la aprobación de esta ley sí lo estaba su producción y comercialización.

"La principal bandera de la ley es la lucha contra el narcotráfico", reiteró el domingo el mandatario en declaraciones a radio Montecarlo.

"En el mundo delictivo había códigos, pero con el advenimiento de la cultura narco vale todo, cualquier cosa. Metodológicamente contagia a todas las otras formas de delito. La batalla va a ser muy larga", añadió.

El plan uruguayo ha sido criticado por la Junta Internacional de Fiscalización y Estupefacientes (JIFE) de la ONU, pero es visto con interés por organizaciones civiles y la Organización de Estados Americanos (OEA), que en mayo invitó a considerar una eventual legalización de la mariguana como forma de lucha contra el narcotráfico.

En Uruguay, en tanto, la iniciativa es rechazada por más del 60% de la población, según encuestas. De todas formas, un sondeo reciente de la consultora Cifra para el semanario Búsqueda reveló que con la ley aprobada el 51% de la población prefiere mantenerla en vigencia y observar cómo funciona antes que derogarla.