Muerte de Cáceres fue planeada: mexicano testigo de asesinato

El coordinador de la organización Otros Mundos AC/Amigos de la Tierra México, Gustavo Castro, afirmó que no volverá a Honduras pero que colaborará en el caso desde México.
Gustavo Castro es el único testigo del homicidio de la activista hondureña Berta Cáceres.
Gustavo Castro es el único testigo del homicidio de la activista hondureña Berta Cáceres. (Especial)

Ciudad de México

El activista mexicano Gustavo Castro afirmó que el asesinato de la ambientalista Bertha Cáceres en Honduras, del cual fue testigo, fue planeado.

El 3 de marzo, un grupo armado entró a la casa de la coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), en La Esperanza y la asesinó a balazos. Castro estaba en su casa porque ambos participarían en una conferencia sobre proyectos alternativos para generar electricidad.

"Todo estaba muy preparado para que fuera un asesinato limpio, sin testigos y a medianoche", aseguró en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula.

Castro dijo que no planeaban asesinarlo a él porque se alojó de forma imprevista en la casa de Cáceres.

"Todo sucedió en medio minuto, fue muy rápido. Simultáneamente entran a mi cuarto, al de ella. Cuando me iban a disparar, me moví y creyeron que estaba muerto; la bala rozó mi cara... Mi impresión es que no esperaba que yo estuviera ahí, una persona más. Cuando entran a mi habitación y me encañonan, la persona dudó hasta que disparó", explicó.

El coordinador de la organización Otros Mundos AC/Amigos de la Tierra México reiteró que no regresará a Honduras y que, si las autoridades del país se lo solicitan, cooperará en la investigación del caso desde México.

"Estoy dispuesto y así lo comenté, a seguir ayudando en la investigación. Estoy en la mejor disposición pero hasta el momento, no ha habido nada", detalló.