Muere niña infectada por el ébola en Mali

La menor de dos años contrajo el virus cuando regresaba de Guinea Conakry de un viaje con un familiar, era el primer caso declarado en el país subsahariano.

Bamako

La niña maliense de dos años infectada por el virus del ébola en Mali murió esta tarde en un hospital de Kayes, al oeste del país, informaron hoy a Efe fuentes sanitarias del país.

La niña, que contrajo el virus cuando regresaba de Guinea Conackry de un viaje acompañada de un familiar, ha sido el primer caso de ébola declarado en Mali. El ministro de Sanidad maliense, Ousmane Doumbia, se reunió hoy con diferentes socios para abordar la evolución de la situación.

Doumbia dijo que su país trabaja para reforzar el dispositivo sanitario existente así como "consolidar las medidas de higiene, evitar el acercamiento a animales salvajes", entre otras medidas. El ministro maliense añadió también que puso a disposición de los ciudadanos números económicos para recibir todo tipo de alertas.

Según varias fuentes locales, la noticia de la muerte de la niña causó pánico entre los ciudadanos malienses. La Organización Mundial de la Salud (OMS) llamó hoy a un "alto nivel de vigilancia" en Mali ya que es el único país de África donde hay un caso confirmado de ébola fuera de Liberia, Sierra Leona y Guinea. Senegal y Nigeria fueron declarados libres de ébola hace pocos días.

Las autoridades sanitarias de Mali ha identificado a unas cincuenta personas que tuvieron contacto con la niña durante su viaje por las zonas donde había transitado entre Conakry (capital de la vecina Guinea) y su ciudad, a 500 kilómetros al oeste de Bamako, y han sido sometidos a control médico.

Mali ha comunicado asimismo a la OMS que necesita formación en prevención y control de infecciones, equipos de protección individual y asistencia para el rastreo de contactos y para una investigación completa de los hechos.

Un equipo compuesto por especialistas de la OMS y de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos se encontraba en Mali ayudando al sector sanitario a poner en pie medidas para prepararse en caso de que se registrara un caso importado, como ha ocurrido.