Muerte de migrantes “una tragedia”, dice Samir Nair

El sociólogo francés llama a Europa a tomar medidas firmes y claras ante la mortandad en el mar Mediterráneo.
En los últimos días, más de mil ilegales fallecieron ahogados.
En los últimos días, más de mil ilegales fallecieron ahogados. (Argiris Mantikos/AFP)

Madrid

Lo que está pasando es una tragedia y no solo un drama migratorio, Europa no puede quedarse cruzada de brazos mirando cómo a diario mueren gentes a sus puertas”, afirmó en entrevista el sociólogo y experto francés en movimientos migratorios, Sami Nair, tras la muerte el sábado de 700 a 900 migrantes en un naufragio en el Mediterráneo cuando buscaban llegar al viejo continente.

“Lo que sucede no es un problema coyuntural porque viene ocurriendo desde hace 30 años, repito, desde hace 30 años”, dijo aunque añadió que a las mujeres, niños y hombres provenientes del África subsahariana, se suman ahora los sin papeles que huyen de Siria, de Irak y más recientemente de Libia.

“Lo primero que hay que hacer es tomar conciencia de lo que está ocurriendo”, dijo Nair, además de “crear una fuerza en Europa que controle el Mediterráneo, que no sea solamente policial, sino que trabaje con las autoridades”.

Ahora mismo, agregó, por la crisis de violencia en Libia donde se disputan el poder dos gobiernos, “están saliendo miles de inmigrantes y lo que se debe hacer es crear un cinturón y estabilizar a estas poblaciones, crear centros de acogida para que estas personas puedan volver a su país. Lo mismo hay que hacer con los sirios, entre otros”.

El segundo paso es “desarrollar una estrategia a largo plazo basada en la ayuda a las regiones de los países de origen de los migrantes, porque la demanda, las muertes, van a seguir y Europa debe afrontar ese desafío”, aseguró

Nair recordó que “si lo hemos hecho con los países del Este europeo, no veo por qué no hacerlo con los subsaharianos, sirios e iraquíes, además de que tenemos una responsabilidad mucho más importante con ellos”.

El especialista fue muy duro en sus juicios sobre Europa: “Europa no existe como tal. No hay densidad europea común, no hay sentimiento ni política común, salvo que tenga que ver con los intereses económicos. Europa es solamente un mercado, una moneda, es una visión estrictamente monetaria del mundo, pero no hay corazón, no hay absolutamente nada, y por eso hay un desengaño frente a la Constitución europea”.

En la gente que muere “yo no veo blancos, negros o amarillos, no, son seres humanos que están pidiendo ayuda. Todos ellos son explotados, hay que ver cómo se portan con ellos las mafias. Yo me preguntó: ¿dónde está la Europa ilustrada que mira cómo la gente está muriendo a sus puertas?”.

El politólogo y ensayista francés de origen árabe consideró que Europa, “que está sumida en una crisis profunda, si no cambia de herramientas y de orientación y sigue con los límites de deuda y su política económica, va a un estallido seguro y sin salida”.

En su columna sabatina en el diario El País, Amir escribió sobre el masivo naufragio del sábado, que “la opinión pública europea está anestesiada por el paro, por el ‘sálvese quien pueda’ resultado de la crisis, y los gobiernos se callan o bien dejan que crezca el odio dirigido por los movimientos de extrema derecha hacia los inmigrantes (…). En todas partes triunfa el egoísmo, y estos crucificados del agua no tendrán más sepultura que un giro de cabeza indiferente”.