Mueren 25 yihadistas en enfrentamientos con ejército egipcio

Un grupo de hombres no identificados disparó contra los dos oficiales en el Sinaí, al norte de Egipto, después de que el ejército reportó la muerte de tres yihadistas en el marco de la campaña ...

Madrid

El Ministerio del Interior de Egipto confirmó la muerte de dos oficiales de las fuerzas de seguridad fronterizas en un atentado registrado en Sheikh Zuweid, donde horas después 25 yihadistas murieron en enfrentamientos con el ejército.

Los dos coroneles de las Fuerzas Centrales de Seguridad fueron emboscados en la ciudad fronteriza, en el norte de Sinaí, una zona de frecuentes enfrentamientos entre militantes islámicos y el ejército, señaló un comunicado del portavoz del Ministerio del Interior.

"Los agresores persiguieron al vehículo que conducía a los dos oficiales, cuando lograron bloquearles el camino y posteriormente abrieron fuego contra ellos", señaló una fuente oficial, reportó el diario Egypt Independent.

Los generales de brigada Mohamed al-Salmy y Omar Fathy fueron asesinados la noche del viernes a tiros mientras viajaban por el camino que conduce a Arish, la capital de la gobernación Sinaí del Norte.

Un grupo de hombres no identificados disparó contra los dos oficiales en el Sinaí, al norte de Egipto, después de que el ejército reportó la muerte de tres yihadistas en el marco de la campaña militar en la península.

Por otra parte, al menos 25 extremistas murieron en una incursión militar que duró hasta la madrugada del sábado en la gobernación Sinaí del Norte, señaló una fuente de seguridad a la agencia china de noticias Xinhua.

"Se trata de la operación militar más violenta de la historia de la guerra de Egipto contra el terrorismo", indicó la fuente.

Los extremistas pertenecían al grupo Ansar al-Bayt Maqdis, que operan en el Sinaí, inspirados en la red extremista Al Qaeda, y que se ha atribuido la responsabilidad de una serie de mortíferos ataques desde el derrocamiento del presidente Mohamed Mursi.

La ofensiva militar se produjo una semana después de que 22 soldados murieron en un ataque en la zona de Valle Nuevo, al oeste de El Cairo, en la frontera con Libia, donde también operan grupos armados.